Empanadillas de atún al horno

Hace tiempo que no publicaba nada, simplemente por falta de ideas e inspiración. Además han pasado algunas cosillas que me han dejado sin muchas ganas de dedicarme a cocinar, fotografiar o escribir.

La que os pongo hoy es una receta que tenía pendiente de publicar desde hace más de un año, así que os podéis hacer una idea de lo que os decía antes.

Espero que a partir de ahora, como mínimo, pueda publicar un post a la semana, aunque no prometo nada 😛

Empanadillas de atún al horno:6337978421_304f64f628_b

Ingredientes:

  • 1 paquete de obleas para empanadillas (*) de 16 uds.
  • 2 lata de atún pequeñas
  • 2 huevos duros picado
  • 1/2 cebolla picada
  • 1/2 pimiento rojo asado picado
  • 10 olivas negras cortadas picadas (opcional)
  • Salsa de tomate frito casera.
  • sal (opcional)
  • orégano.
  • 1 huevo crudo batido

Preparación:

  1. Ponemos la cebolla a sofreír hasta que esté transparente. Una vez hecha, reservamos a parte.
  2. En un bol ponemos el atún desmigado, el pimiento rojo picado, la cebolla sofrita, el huevo duro picado, las olivas y un poco de orégano. La salsa de tomate se la vamos añadiendo poco a poco para que la masa no quede demasiado líquida. Mezclamos bien los ingredientes y, si es necesario, rectificamos de sal. 6337968041_a7a31dc8a4_b
  3. Ponemos el horno a pre-calentar a 180 ºC aprox.
  4. Cogemos una oblea y le ponemos una cucharada de la mezcla anterior en una mitad, vigilando de no llenar mucho la oblea para poder cerrarla bien. 6337969913_8774b8a8f6_b
  5. Pintamos un poco el borde de la oblea con el huevo batido. Cerramos la oblea, sellando con la ayuda de un tenedor. 6337997337_f501434fb0_b
  6. La colocamos en la bandeja del horno. Repetimos con el resto de obleas. 6337965823_c04c8388a7_b
  7. Pintamos todas las obleas con el huevo batido, y las metemos en el horno hasta que hayan cogido un bonito color dorado. 6337974221_f174b4269e_b

La cantidad que os indico es para dos personas como plato único, o bien para cuatro si se hace como segundo.

(*) Si queréis probar a hacer vosotros mismos la masa para las empanadillas, en esta receta  encontraréis cómo hacerla: Empanadillas al vapor (dumplings)

Espero que os gusten.

Hasta pronto.

Lubina al horno con hortalizas

Hace unos meses, Silvia de Silikomart se puso en contacto conmigo para empezar una colaboración mútua. Ellos me enviaban tres de sus moldes de silicona para que los probara y publicara las recetas que había hecho.

La primera receta que hice fue la Mona de Pascua que le preparé mi sobrina. Aunque no es lo habitual, utilicé un recipiente de cocotte para realizar el bizcocho.

Aquí tenéis la segunda, una buenisima lubina al horno. La primera idea era hacerla a la sal, pero leyendo algunas indicaciones en internet, y también el libro de Simone Ortega 1080 Recetas de Cocina, tuve que cambiar la receta, ya que las lubinas que compré estaban limpias de escamas y tripas y para hacerlas a la sal, es mejor que el pescado esté entero para que la carne no se seque demasiado.

Así que el pescado a la sal lo dejaré para más adelante.

Para realizar esta receta, utilicé la Besuguera (ref. COC 01 Pesciera). Me encanta el diseño que tiene.

Para dos personas utilicé:

  • 2 lubinas de unos 200-250 gr cada una
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento amarillo
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 patatas medianas
  • sal, pimienta y AOVE*
  1. Precalentamos el horno a 200 ºC.
  2. Pelamos la patata y la cortamos a rodajas finas. Las ponemos en la base de la besuguera, salpimentamos y le echamos un chorrito de AOVE*.
  3. Colocamos las lubinas en la besuguera.
  4. Lavamos los pimientos y los cortamos en trocitos. Los ponemos repartidos por encima de las lubinas.
  5. Cortamos las cebollas en daditos y lo ponemos también encima de las lubinas.
  6. Tapamos y ponemos en el horno para que se haga al vapor durante unos 40 minutos.
  7. Servimos y a comer.

* AOVE = Aceite de Oliva Virgen Extra

Pollo Tikka Masala

A primeros de mes me uní al grupo Whole Kitchen. La propuesta salada de mayo era un plato típico de la gastronomía hindú, el pollo Tikka Masala. Este plato suele estar elaborado con piezas de carne de pollo deshuesada, y que previamente ha sido marinada en especias y yogur.

La masala es una mezcla de diferentes especias usadas en la cocina india que le confiere un sabor y un aroma característicos. Existen tantas variedades de masala como combinaciones se puedan hacer con por ejemplo, canela, cilantro, cardamomo, nuez moscada, etc.

El pollo tikka masala es uno de los platos más populares del suroeste asiático en el mundo. Hoy en día forma parte del menú de cualquier restaurante indio del mundo, aunque es más famoso fuera de las fronteras indias que en el propio país de donde es originario.

La versión propuesta en esta ocasión es la del chef inglés Jamie Oliver.

La pasta tikka malasa la venden ya preparada, pero si no la encontráis con facilidad, también encontraréis la receta de Jamie Oliver.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 pechugas de pollo sin piel
  • 2 cebollas medianas
  • 1 guindilla roja fresca
  • una pizca de jengibre fresco
  • un manojito de cilantro fresco
  • aceite de cacahuete o vegetal
  • una nuez de mantequilla
  • 283 gr. de pasta de curry tikka malsala ( o pasta tikka casera, más abajo la receta)
  • sal marina y pimienta negra recién molida
  • 1 lata de 400 gr. de tomates troceados
  • 1 lata de 400 ml. de leche de coco
  • 200 gr. de yogur natural
  • un puñado de almendras fileteadas

Preparación:

  1. Cortar las pechugas de pollo a lo largo (en tiras de 2 cm de grosor).
  2. Pela las cebollas, pártelas por la mitad y luego córtalas en juliana.
  3. Corta la guindilla en rodajitas, pela y corta en láminas finas el jengibre.
  4. Quita las hojas de cilantro y resérvalas en un lado y, a continuación, pica los tallos muy finos.
  5. Pon a fuego medio o un poco fuerte una cazuela tipo brasera (ancha y de mediana altura) y échale un par de chorritos de aceite y la mantequilla.
  6. Introduce las cebollas, las guindillas, el jengibre y los tallos picados de cilantro y sofríelos durante 10 minutos, hata que se ablanden y se doren.
  7. Añade la pasta de curry tikka masala, el yogur y las tiras de pollo.
  8. Revuélvelo bien, para que se impregnen todas con la pasta, y sazona con sal y pimienta.
  9. Añade los tomates y la leche de coco.
  10. Llena una de las las latas ya vacias de agua y viértala en la cazuela.
  11. Revuélvelo otra vez, espera a que ropa el hervor para bajar el fuego al mínimo y que se cueza en un suave hervor durante 20 minutos y bien tapado.
  12. Echa a menudo una miradita al curry para coprobar que no se seque demasiado, y añádele un poco más de sal y pimienta; sé prudente y sazona con precaución.

Receta de la Pasta Tikka Masala:

  • 2 dientes de ajo
  • un trozo de rizoma de jengibre fresco del tamaño del pulgar
  • 1 cda. de cayena
  • 1 cda. de pimentón ahumado
  • 2 cdas. de garam masala
  • 1/2 cdta de sal marina
  • 2 cdas de aceite de cacahuete
  • 2 cdas de concentrado de tomate
  • 2 guindillas rojas frescas
  • un manojito de cilantro fresco
  • 1 cda. de coco seco
  • 2 cdtas. de almendras molidas
  • Especias que hay que tostar: 1 cdta. de comino, 1 cdta de semillas de cilantro

Preparación:

  1. En primer lugar, pela el ajo y el jengibre.
  2. Pon una sartén a fuego medio, más bien tirando a alto y echa las especias que hay que tostar en la sartén sin nada.
  3. Déjalas que se tuesten un poco, durante unos minutos, hasta que adquieran un ligero color dorado y empiecen a desprender un olor maravilloso, momento en el cual retirarás la sartén del fuego.
  4. Echa las especias tostadas en un mortero y machácalas hasta convertirlas en un polvo fino, o pongas en un robot de cocina y tritúralas hasta obtener un polvo fino.
  5. En cualquier caso, cuando hayas molido las especias tostadas a mano tendrás que triturarlas con el resto de los ingredientes en un procesador de alimentos o robot de cocina, hasta obtener una pasta homogénea.

Apatía

El calor me mata. Sinceramente. No tengo ganas de hacer nada, me pasaría las horas como los largartos, estirados, inmóviles, para ahorrar energía… eso sí, a la sombrita y con aire acondicionado si puede ser.

Por eso los fines de semana, que es cuando tengo más tiempo para dedicarme a la cocina, acabo haciendo platos rápidos y lo más fresquitos posible (eso cuando no voy a comer fuera a algún restaurante, o autoinvitada a casa de mi madre :P)

Este fin de semana no fue una excepción: el sábado lo pasé en casa de unos familiares y estuvimos largo y tendido en la mesa, tanto que a la hora de cenar, bastó un simple kiwi para acabar de llenarme. De esa comida, una barbacoa, por cierto, sobró bastante comida, que acabamos repartiendo entre todos; así que ya tenía la comida del domingo casi preparada.

No tuve que esforzarme mucho, la verdad, pero tengo que reconocer que seguramente si hubiera ido a algún restaurante, hubiera pedido prácticamente lo mismo:

Primer Plato: Melón con jamón.
Segundo Plato: Butifarra con seques.
Postre: Fruta del tiempo.

¿Es o no un menú típico de restaurante?

Melón con Jamón (1 persona)

Ingredientes:

  • 1 rodaja de melón
  • 2 lonchas de jamón serrano

Preparación:

  1. Cortamos el melón en dados.
  2. Cortamos el jamón en tiras grandes
  3. Hacemos mini brochetas con el melón y el jamón.

(Y esta es la receta “elaborada”, porque en ciertos restaurantes directamente te ponen el jamón encima del melón y ale, ya lo tienes)

Butifarra con seques (1 persona)

Ingredientes:

  • 1 butifarra grande (o 2 pequeñas)
  • 1/2 bote pequeño de judías blancas cocidas
  • 1 ajo
  • perejil
  • sal
  • aceite de oliva

Preparación:

  1. Ponemos la butifarra en una sartén (grill, barbacoa, etc…) y la hacemos al gusto.
  2. En un mortero, picamos el ajo, con la sal y cuando esté todo bien picado añadimos el perejil y el aceite. (Este paso es opcional pero le da un toque de sabor a las judías blancas)
  3. Añadimos el ajo picado a las judías y mezclamos bien.
  4. Servimos la butifarra con las judías blancas.

En esta ocasión, mi paso número 1 fue poner la butifarra en el micro durante 1 minuto y medio.

R2R marzo, Steak Diane

El reto del mes de marzo del grupo Recipes to Rival trataba de hacer un flambeado (clica aquí para más información del grupo y del reto). La idea era (y es) interesante, ya que es una técnica que no he hecho nunca, pero también peligrosa… no me apetecía quedarme sin cocina, así que reduje el alcohol a la manera tradicional (al chup-chup)…

La receta ha sido una propuesta de Shawnee de Delishes Delishes y Temperance de High on the Hog: Bistec Diane Flambeado (Steak Diane Flambé) una receta de Frank Bordoni de Great Food Live

Steak Diane

Qué necesitamos:

Para los bistecs:

  • 4x85g medallones de carne de vacuno
  • 1 cucharadita de mostaza (preferiblemente de Dijon)
  • sal y pimienta

Para la salsa:

  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 1 cucharadita de salsa Worcestershire
  • 2 cucharadas de cebolla picada (mejor chalota, pero no imprescindible)
  • 50g de champiñones, cortados en rebanadas finas
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 125ml nata
  • 1 cucharada de cebollino, picado (no tenía, así que lo cambié por perejil)
  • 50ml Brandy (no tengo brandy ya que no lo acostumbro a utilizar, por lo que utilicé ron blanco, que sí tenía en casa)

Cómo lo preparamos:

  1. Frotamos los medallones de ternera con la mostaza, salpimentamos y reservamos a un lado.
  2. Calentamos una sartén grande a fuego medio y cuando esté caliente, añadimos la mantequilla y la salsa Worcestershire.
  3. Agregamos la cebolla y las setas, y las ponemos en el centro de la sartén. Colocamos los medallones alrededor. Cocinamos durante 2 minutos por cada lado y cuando estén hechos ponemos encima la mezcla de champiñones. Si se prefiere el bistec bien hecho, se deja un par de minutos más por cada lado.
  4. Añadimos el jugo de limón y salpimentamos.
  5. Giramos la otra vez más los bistecs y echamos la nata y el perejil. Si reducís el alcohol en vez de quemarlo, echamos el brandy (o el licor que hayamos escogido) y lo dejamos reducir unos minutos. Si vamos a flambear, seguid las instrucciones de más abajo.
  6. Emplatamos los medallones, les ponemos un poco de salsa por encima y servimos.

Nota para el flambeado:

  • En primer lugar lo que necesitamos es una cocina a gas ya que facilitará que la llama llegue bien a la sartén.
  • Si no tenemos cocina a gas, necesitaremos ayuda para prender el alcohol tan pronto lo echemos en la sartén y no quede ahogado en la salsa.
  • Separamos un momento la sartén del fuego y la inclinamos un poco, en extremo vertimos el brandy.
  • Acercamos rápidamente la sartén al fuego alto para que la llame empiece a quemar el brandy.
  • Dejamos la sartén en el fuego hasta que se consuma la llama.
  • Agitamos la sartén para que se mezcle la salsa y apagamos el fuego.
  • Entonces seguiremos en el punto 6.

Perca a la papillote

La de hoy es una receta ligerita.

Perca a la papillote
Con esta receta participo en el evento Think Spice.. Think Twice: Mastic Gum or Fennel Seeds

For English version click here.


El evento este mes está dirigido por Ivy de Kopiaste y por Sunita de Sunita’s World. Cada mes se dedica a una especia, y este es el mes de la Goma Mástica y/o de las Semillas de Hinojo.

La goma mástica no se utiliza habitualmente en la cocina española por lo que es muy difícil de encontrar. Por eso he optado por un plato con semillas de hinojo

Los ingredientes para el plato son:
– 1 trozo de perca por persona (de unos 150-200 g)
– 1/2 puerro
– 1 limón
– semillas de hinojo
– aceite de oliva
– sal
– pimienta

Cómo lo preparamos:
En papel de aluminio, ponemos la perca.
Salpimentamos y regamos con un poco de aceite.
Colocamos algunas rodajas de puerro sobre el pescado y finalmente ponemos las semillas de hinojo, que antes habremos machacado un poco en el mortero.
Cerramos muy bien los paquetes para que no salga ni vapor ni el jugo en el que se hará el pescado.

Los colocamos en la bandeja del horno, que habremos precalentado a 200º C.

Lo dejamos unos 10-15 minutos en el horno a 180º C.

Una vez pasado el tiempo, abrimos con cuidado los paquetes, vigilando de no quemarnos con el vapor que saldrá de la papillote.

Servimos con un acompañamiento de verduras al vapor.

Buen provecho.

Pollo al limón

Hace tiempo que no voy a ningún restaurante chino, pero cuando voy, siempre acabo pidiendo lo mismo, Pollo al limón, que va a ser la receta de hoy.

Me he atrevido a hacerla gracias al juego del que hablé en el post de ayer.He hecho pequeñas variaciones a la receta indicada para adaptarla a nuestro mercado, ya que algunos de los ingredientes son difíciles de encontrar, si no tienes una tienda de productos asiáticos cerca.

Ingredientes:
– 200 g de muslo de pollo (o pechuga)
– sal
– 1 cucharada de sake (si no tenemos, lo podemos sustituir por un poco de vino blanco poco ácido o agua)
– 3 cucharadas de maicena (en la versión original es harina de patata)
– aceite para freir

Para la salsa de limón:
– 5 cucharadas de azúcar
– 3 cucharadas de zumo de limón
– 2 cucharadas de vinagre de arroz (o vinagre de vino o de manzana)
– 3 cucharadas de agua
– 1 cucharadita de maicena

Preparación:
Si optamos por los muslos de pollo, le haremos unos cortes en las partes más gruesas de la carne. Si optamos por la pechuga, haremos lo mismo si los filetes son gruesos, si son más finos, no hace falta

Colocamos el pollo en un plato y lo sazonamos con la sal y el sake. Y los dejamos en reposo durante 10 minutos aprox. para que coja sabor.

Mientras, vamos a preparar la salsa.

En un bol ponemos 5 cucharadas de azúcar, 3 de agua, 2 de vinagre de arroz y 3 de zumo de limón. Añadimos una cucharada de maicena y mezclamos bien.

Una vez pasados los 10 minutos, rebozamos los trozos de pollo en la maicena. Los reservamos. (Este rebozado es muy ligero, si lo preferís, se puede hacer un empanado, con harina, huevo y pan rallado, aunque este absorverá mucho más aceite que el que se hace con maicena).

En una sartén honda ponemos aceite a calentar. Ponemos la carne en la sartén y la freimos. Cuando esté bien hecha, la colocamos en una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

En otra sartén, echamos los ingredientes de la salsa y la calentamos a fuego medio. Sin dejar de remover, lo retiraremos del fuego cuando el líquido se espese.

Cubrimos el pollo con la salsa y servimos.



Buen provecho.

Calamares Rellenos

Hola de nuevo.
Hoy os pondré mi primera receta. No tengo foto, porque aún no me había decidido a hacer este blog, pero pronto la repetiré y si que haré fotos.
Es muy sencilla pero muy buena:
Ingredientes: (os recuerdo, para 2 personas)
– 5 calamares medianos
– 1 huevo cocido
– 100 gr. de gambitas cocidas
– 1/2 cebolla
– Tomate rallado (1 lata de aprox. 400 grs.)
– Aceite
– Sal
– Azúcar (opcional)
– Pimienta
– Comino
– 1/2 vaso de vino blanco
En primer lugar, limpiamos los calamares. Reservamos las patas y las aletas, ya que las utilizaremos como parte del relleno. Los reservamos mientras preparamos la salsa.
En una sartén o cazuela ponemos la cebolla picada con un poco de aceite caliente. Cuando veamos que la cebolla esté hecha, añadimos el tomate rallado. Salpimentamos y añadimos un poquito de comino para que dé sabor. Probamos la salsa y rectificamos la acidez con un poquito de azúcar si es necesario. Cuando el agua del tomate haya reducido, añadimos el vino blanco. Dejar evaporar el alcohol.
Mientras se va haciendo la salsa, troceamos uno de los calamares, las patas y las aletas que hemos reservado. Troceamos también el huevo y lo añadimos a las patas y las aletas. Añadimos también las gambitas. Con esta mezcla, rellenamos los calamares. Los cerramos con un palillo para que no salga la salsa. Ponemos los cuatro calamares en la salsa para que se hagan. Para que los calamares no queden duros, en cuanto se pongan blancos los retiramos del fuego.
Servir con un poquito de arroz blanco. ¡Qué aproveche!

(Por cierto, mi aportación al HEMC #29)