Melón con jamón y butifarra con seques

El calor me mata. Sinceramente. No tengo ganas de hacer nada, me pasaría las horas como los largartos, estirados, inmóviles, para ahorrar energía… eso sí, a la sombrita y con aire acondicionado si puede ser.

Por eso los fines de semana, que es cuando tengo más tiempo para dedicarme a la cocina, acabo haciendo platos rápidos y lo más fresquitos posible (eso cuando no voy a comer fuera a algún restaurante, o autoinvitada a casa de mi madre :P)

Este fin de semana no fue una excepción: el sábado lo pasé en casa de unos familiares y estuvimos largo y tendido en la mesa, tanto que a la hora de cenar, bastó un simple kiwi para acabar de llenarme. De esa comida, una barbacoa, por cierto, sobró bastante comida, que acabamos repartiendo entre todos; así que ya tenía la comida del domingo casi preparada.

No tuve que esforzarme mucho, la verdad, pero tengo que reconocer que seguramente si hubiera ido a algún restaurante, hubiera pedido prácticamente lo mismo:

Primer Plato: Melón con jamón.
Segundo Plato: Butifarra con seques.
Postre: Fruta del tiempo.

¿Es o no un menú típico de restaurante?

Melón con Jamón (1 persona)

Ingredientes:

  • 1 rodaja de melón
  • 2 lonchas de jamón serrano

Preparación:

  1. Cortamos el melón en dados.
  2. Cortamos el jamón en tiras grandes
  3. Hacemos mini brochetas con el melón y el jamón.

(Y esta es la receta “elaborada”, porque en ciertos restaurantes directamente te ponen el jamón encima del melón y ale, ya lo tienes)

Butifarra con seques (1 persona)

Ingredientes:

  • 1 butifarra grande (o 2 pequeñas)
  • 1/2 bote pequeño de judías blancas cocidas
  • 1 ajo
  • perejil
  • sal
  • aceite de oliva

Preparación:

  1. Ponemos la butifarra en una sartén (grill, barbacoa, etc…) y la hacemos al gusto.
  2. En un mortero, picamos el ajo, con la sal y cuando esté todo bien picado añadimos el perejil y el aceite. (Este paso es opcional pero le da un toque de sabor a las judías blancas)
  3. Añadimos el ajo picado a las judías y mezclamos bien.
  4. Servimos la butifarra con las judías blancas.

En esta ocasión, mi paso número 1 fue poner la butifarra en el micro durante 1 minuto y medio.

Tartiflette

Regreso al mundo blogueril y como me apetecía cambiar un poco el formato del blog, he decidido que directamente cambiaba de Blogspot a WordPress, aunque el “espíritu” seguramente seguirá siendo el mismo.

Durante estos últimos meses he dejado abandonado mi anterior blog, porque no me sentía con ánimos de cocinar nada “especial” para mi sola, ni tampoco de salir a descubrir los rincones de mi ciudad ni tampoco de descubrir nuevas ciudades. Si queréis ver qué es lo que había hecho hasta ahora podéis visitar los blogs: http://lascosasdeolga.blogspot.com y http://olgasrecipes.blogspot.com He pensado que lo mejor que podía hacer era traer los posts de mis anteriores blogs aquí, por pura comodidad, mejor ¿no?

Una de las fuentes de inspiración de muchas de las recetas que hice anteriormente, fue el juego para la Nintendo DS – ¡Cocina conmigo! ¿Qué preparamos hoy? Y la verdad es que me ha sido super útil, ya que una de las principales características de este juego, no es solo conocer y cocinar recetas internacionales fácilmente, si no que además permite dividir o multiplicar las raciones según el número de comensales.

Y la receta que os presento a continuación es justamente de este juego.

Tartiflette:

Ingredientes (para 1 persona):

  • 100 gr de patatas
  • 1/6 trozo de reblochon (queso francés cremoso – yo lo sustituí por queso rallado especial para gratinar)
  • 1/8 cebolla
  • 1 loncha de beicon
  • 8 gr de mantequilla
  • 25 ml de vino blanco
  • Un pellizco de sal
  • Pimienta molida
  • Mantequilla (para untar el recipiente)

Preparativos:

  1. Pelamos y cortamos la patata en rodajas.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla en láminas.
  3. Cortamos el queso reblochon en lonchas de unos 7 mm / 1 cm de grosor (si vas a utilizar el queso rallado, este paso lo saltamos)
  4. Cortamos el beicon en tiras de 1 cm de ancho.
  5. En agua hirviendo, cocemos las patatas a fuego medio durante unos 5 minutos, sin que lleguen a hacerse del todo. Cuando estén al punto las escurrimos.
  6. Precalentamos el horno a 230 ºC.
  7. Preparamos un recipiente resistente al calor, untandolo con mantequilla hasta hacer una fina capa.
  8. En una sartén y a fuego lento, echamos la mantequilla y la derretimos. Añadimos el beicon, y sofreímos hasta que suelte la grasa.
  9. Incorporamos la cebolla y sofreímos a fuego medio hasta que que esté tierna.
  10. Añadimos las patatas y calentamos todo unos 5 minutos más.
  11. Echamos el vino y llevamos a ebullición. Rehogamos un poco y apagamos el fuego. Salpimentamos y rectificamos al gusto.
  12. Pasamos los ingredientes al recipiente que vamos a utilizar para hornear, vigilando que quede todo bien repartido, y que no sobresalga nada.
  13. Colocamos las láminas de reblochon (o el queso rallado) encima de los ingredientes.
  14. Horneamos a 230 ºC durante unos 10 minutos para que se dore el queso.

 

Lasaña casera

Aquí está el segundo reto de Daring Bakers en el que participo. El primero fue un asequible Valentino de Chocolate con helado.

Este mes, el reto ha sido un poco más atrevido… y nunca mejor dicho, ya que eso es lo que daring significa en inglés!!

La propuesta es de Mary de Beans and Caviar, Melinda de Melbourne Larder y Enza de Io Da Grande, y se trata de una deliciosa Lasagna de Emilia-Romagna

La receta requiere bastante tiempo de elaboración, pero el resultado es excelente. Si queréis ver más resultados de este reto, os animo a que visitéis la página web del grupo: http://thedaringkitchen.com/

Por cierto, algunos miembros, aún más osados, se atrevieron a hacer una lasaña dulce… Quizá me atreva yo también dentro de poco, en vista del resultado esta espectacular lasaña casera.

La receta consta de cuatro partes: la masa, el ragú, la bechamel y el ensamblaje y cocción de estos tres ingredientes.

El ragú que yo hice fue una sencilla salsa boloñesa, con los siguientes ingredientes:

  • 500 gr tomate triturado,
  • 400 gr carne picada 50% cerdo + 50% ternera,
  • 1 cebolla picada,
  • aceite de oliva,
  • 1 vaso de vino blanco,
  • hierbas aromáticas (tomillo, romero y laurel),
  • sal y pimienta.

Sofreímos en una cazuela mediana la cebolla. Cuando haya roto el color blanco, añadimos la carne picada y sofreímos hasta que la carne esté cocida. Añadimos el tomate triturado y el vaso de vino blanco. Añadimos las hierbas aromáticas, salpimentamos y dejamos cocer hasta que haya reducido el contenido de agua.

La receta de la bechamel, la podéis encontrar aquí. Doblé las cantidades que se indican en la receta, ya que para poder completar la receta vamos a necesitar bastante cantidad.

Todo esto lo fui haciendo a medida que la masa de la lasaña estaba reposando. La parte principal del desafío es la realización a mano de la pasta de la lasaña. También lo podemos preparar hasta tres días antes y refrigerarlo, aunque lo deberemos sacar previamente y dejar a temperatura ambiente para poder montar la lasaña con facilidad.

Para realizarla necesitamos:

  • 2 huevos
  • 170 g de espinacas congeladas cortadas, descongeladas y escurridas (si se prefiere utilizar espinacas frescas, se necesitará el doble de cantidad)
  • 400 g harina de trigo

Tendremos suficiente cantidad para 6 – 8 porciones como primer plato o 4 – 6 porciones como plato principal, (equivaldría a 450g de pasta seca).

Preparación: 45 minutos + tiempo de reposo de la masa de 30 minutos a 3 hrs.

Para hacer la masa a mano necesitaremos:

  • Una superficie de trabajo amplia (de unos 60-77 cm x 77-92 cm). Se puede hacer en cualquier superficie, aunque en el mármol la masa se enfría ligeramente y quedaría menos flexible.
  • Una cuchara de madera para mezclar la masa.
  • Un rodillo de madera para estirar la masa.
  • Papel film para envolver la masa en reposo y para que las láminas de pasta ya cortadas no se sequen demasiado.
  • Un cuchillo afilado o un rodillo de pizza para cortar las láminas de pasta.
  • Una pastelería rascador y una pequeña cuchara de madera para mezclar la masa.
  • Tela o papel especial para horno para cubrir los respaldos de las sillas o de un palo de escoba, que nos servirán para acabar de estirar y para secar las láminas de pasta.

Lógicamente, si tenemos una máquina de pasta y los bastidores especiales, nos será mucho más fácil el proceso.

Mezcla de la masa:

  • Batimos los huevos y le añadimos las espinacas troceadas.
  • Hacemos un montículo con la harina en el medio de nuestra superficie de trabajo y hacemos un pequeño pozo en el centro.
  • Añadimos la mezcla de los huevos y las espinacas.
  • Con la cuchara de madera, vamos añadiendo la harina poco a poco al líquido.
  • Removemos hasta que quede una masa consistente.

Amasado:

  • Amasamos la masa durante unos tres minutos.
  • Con un rascador o cuchillo limpiamos la superficie de los fragmentos de harina dura, para que no se peguen a la masa. Su consistencia debe ser elástica y un poco pegajosa, si lo es demasiado volvemos a amasar un poco con más harina.
  • Continuar amasando unos 10 minutos más, o hasta que la masa quede suave y muy elástica.
  • Envolver en plástico y dejar reposar de 30 minutos a 3 horas.

Estiramiento de la masa:

  • Cogemos un cuarto de la masa y mantenemos el resto envuelta hasta que la empecemos a estirarla con el rodillo.
  • Enharinamos la superficie y empezamos a estirar. La idea es estirar la masa en lugar de presionarla.
  • Hacer una bola con la masa y empezar a estirar formando un disco.
  • Lo vamos girando frecuentemente para poder estirar la masa con mayor facilidad.
  • Cuando se vaya haciendo la masa más la vamos estirando poco a poco con las manos.
  • Tiene que quedar una masa casi transparente pero consistente.
  • Cuando esté lista la dejamos secar a temperatura ambiente.
  • La guardaremos cubierta en plástico o en una bolsa hasta que vayamos a montar la lasaña.

Montaje de la lasaña:

  • Cocemos la pasta unos dos minutos en abundante agua hirviendo. Se seguirá cociendo en el horno.
  • Si hemos hecho el ragú y la bechamel con anterioridad, lo calentamos un poco para facilitar el montaje. Si están acabados de hacer, no hace falta.
  • Precalentamos el horno a 180 ºC.
  • Untamos el molde donde vayamos a hornear la lasaña con un poco de mantequilla o de aceite.
  • Ponemos un poco de bechamel en la base del molde.
  • Seguimos cubriendo con la masa de la lasaña, y esta de nuevo con un poquito más de bechamel.
  • La siguiente capa será de ragú.
  • Continuamos con otra capa de bechamel y la cubrimos con queso rallado.
  • Repetimos la operación tantas veces como ingredientes tengamos y alto sea nuestro molde.
  • La última capa será una generosa de bechamel y queso rallado.

Horneado:

  • Cubrimos el molde con papel de aluminio, vigilando que no toque la parte superior de la lasaña.
  • Horneamos durante unos 40 minutos.
  • Retiramos con cuidado el papel de aluminio y horneamos 10 minutos más.
  • Vigilamos que el queso y la bechamel no se quemen. Deben tomar un color dorado.
  • Apagamos el horno, entreabrimos la puerta del horno y dejamos reposar la lasaña otros 10 minutos.
  • Y servimos.


Buon appetito!!The March 2009 challenge is hosted by Mary of Beans and Caviar, Melinda of Melbourne Larder and Enza of Io Da Grande. They have chosen Lasagne of Emilia-Romagna from The Splendid Table by Lynne Rossetto Kasper as the challenge.

Carpaccio de Salmón

A diario me llega a mi e-mail una newsletter con recetas de cocina. La de hoy es una muy sencillita pero deliciosa: Carpaccio de Salmón

Ingredientes para 4:
1 lomo de salmón fresco sin espinas
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 limón
eneldo
1 cucharada de pimienta en grano

Preparación:
Cortamos el salmón en lonchas finas. (Lo podremos cortar mejor si lo hemos congelado previamente durante una hora aproximadamente).
Lo colocamos en un plato grande o una fuente, lo regamos con el aceite de oliva y el zumo de limón.
Salpimentamos y añadimos el eneldo.
Lo dejamos macerar en la nevera unos minutos y servimos frio.

¿Sencillo verdad?

Salmón al horno con espinacas y pesto

Esta receta la he sacado del libro Jamie’s Ministry of Food, del gran Jamie Oliver. Aunque con un ligero retoque, debido a las provisiones que tenía en casa.

De una manera sencilla se prepara una cena ligera y deliciosa.

Para dos personas necesitamos:


– 2 lomos de salmón de 200 gr cada uno (aprox)
– 2 puñados de espinacas frescas
– el zumo de 1/2 limón
– 2 cucharadas soperas de salsa pesto
– sal
– pimienta

Cómo lo preparamos:

Precalentamos el horno a 200 ºC.

En un trozo de papel de aluminio ponemos unas cuantas hojas de espinacas frescas.
Encima colocamos un lomo de salmón y cubrimos con una cucharada de salsa pesto.
Rociamos con un poco de zumo de limón y salpimentamos al gusto.


Jamie añade también un poco de aceite de oliva, sin embargo, considero que no es necesario, ya que la salsa pesto es ya de por sí muy oleosa.

Cerramos bien el paquete cuidando que quede bien sellado para que no escape el vapor.

Repetimos la operación con el segundo lomo.

Los introducimos en el horno durante aproximadamente unos 10 minutos (el paquete debe haberse hinchado por el vapor).
Retiramos del horno y dejamos reposar un minuto.
Con cuidado abrimos los paquetes. Colocamos el salmón en un plato y servimos, acompañado de verduras al vapor.

En esta ocasión yo los acompañé de espinacas al vapor salteadas con bacon.

Buen provecho.

Alcachofas con pechuga de pavo

Con esta receta tenemos una cena ligerita.

Es una variación de las alcachofas a la catalana, y que he adaptado de la gran enciclopedia de cocina que es mi madre.

Qué necesitamos:
– 6 alcachofas tiernas
– zumo de limón
– aceite
– agua
– 50 gr pechuga de pavo cocida cortada en tacos (podemos sustituir por jamón serrano o bacon)
– 1 cdita de maicena
– sal

Cómo lo preparamos:
En una olla ponemos agua a hervir con un poco de sal.
Mientras, limpiamos las alcachofas y las cortamos en cuartos. Las untamos con un poco de limón para que no ennegrezcan.
Cuando hierva el agua ponemos las alcachofas a cocer durante unos 10 minutos.
Mientras, ponemos la pechuga de pavo cocida en una sartén para que se caliente un poco. Reservamos.
Cuando las alcachofas estén hechas, en la misma sartén que hemos hecho la pechuga, ponemos un poco de aceite y la cucharadita de maicena para que se tueste un poco. Cuando se haga una pasta suave, añadimos una cucharada de agua de la cocción de las alcachofas y hacemos una salsa suave, vigilando que no espese mucho.
Añadimos las alcachofas y la pechuga y dejamos que tomen el gusto de la salsa.
Buen provecho.

Garides Saganaki (Gambas con queso feta)

Este es un plato que comí hace ya un tiempo en un restaurante griego. Es muy sencillo y está delicioso.

Se trata de un entrante o también de un plato único consistente en gambas con salsa de tomate, gratinadas con un estupendo queso feta.

En Grecia se suele acompañar con Ouzo, un licor transparente, con un sabor muy dulce y olor a regaliz, hecho a base de uvas maduradas y anís.

Qué necesitamos:

– 4 ó 5 gambas grandes por persona (doblar el nº si son langostinos)
– 1/2 pimiento morrón rojo
– 1 tomate maduro
– 1/2 cebolla
– sal
– 10 olivas rellenas
– 60 g de queso feta
– oregano
– perejil picado
– 1/4 vaso vino blanco
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– sal
– pimienta

Cómo lo preparamos:

Cortamos las verduras en dados regulares de 1 cm aprox.

Cortamos también las olivas en láminas finas, y el queso en lonchas de unos 3 mm.

Pelamos las gambas y les quitamos el intestino con ayuda de un cuchillo.

Ponemos el horno a precalentar a 200 ºC.

Salpimentamos las gambas por ambos lados y las ponemos en una sartén con aceite a fuego lento vuelta y vuelta para que se hagan un poco y cojan color. Las pasamos a un plato antes de que se hagan del todo.

En la misma sartén ponemos la cebolla a sofreir con un poquito de sal. Cuando esté tierna, echamos el vino y lo llevamos a ebullición.

Añadimos el tomate y el pimiento. Tapamos y lo dejamos a fuego lento unos tres minutos, removiendo de vez en cuando.

Añadimos las aceitunas y el orégano. Volvemos a tapar y cocemos otros tres minutos.

Rectificamos de sal y pimienta si es necesario.

Colocamos una parte de la salsa en el fondo de un recipiente apto para el horno. Colocamos las gambas encima y las cubrimos con el resto de las salsa. Ponemos varios trozos de queso feta y espolvoreamos un poco de perejil.

Gratinamos en el horno durante unos 5 minutos y servimos.

Ratatuille

Cuando salió la película de dibujos animados de Disney Ratatuille, aún no tenía ni idea de lo que significaba esa palabra, y resulta que es un delicioso plato de verduras cocidas en su jugo.

Viene a ser la versión francesa de nuestro tradicinal pisto, aunque aquí también tenemos varias versiones: pisto manchego, aragonés, a la alicantina (también llamado fritanga), pisto madrileño, bilbaíno, de Tafalla, montañes…

Para esta receta he vuelto a recurrir al recetario electrónico de la Nintendo DS Cocina conmigo, aunque he adaptado un poco la receta:

Para dos personas necesitamos:

– 1 Calabacín
– 1 berenjena
– 1 cebolla
– 1/2 pimiento rojo
– 1 tomate maduro grande
– 2 cucharadas de tomate concentrado
– 1/4 vaso vino blanco
– 1 ajo
– aceite
– sal
– pimienta
– laurel
– tomillo

Cómo lo preparamos:

En primer lugar, pelamos y cortamos las verduras en trozos irregulares. Quitamos las pepitas del pimiento y del tomate.

En una cacerola con tapa, ponemos un par de cucharadas de aceite a calentar a fuego lento. Cuando esté caliente le echamos el ajo cortado en láminas no muy pequeñas.

Cuando el ajo esté dorado y haya desprendido su aroma, añadimos todas las verduras excepto el tomate. Las sofreimos hasta que estén tiernas.

Añadimos el concentrado de tomate y dejamos sofreir un rato más. Después añadimos el tomate natural troceado (sin pepitas).

Añadimos el tomillo y el laurel. Salpimentamos y añadimos el vino blanco.

Lo tapamos y dejamos cocer unos 15 min. a fuego lento.

Rectificamos de sal y pimienta si es necesario.


Y ya está. Sencillo ¿verdad?
¡Que aproveche!!!

Caldo Detox

Otro evento más…

Con esta receta participo por primera vez en el evento In the Bag que tiene como tema de este mes: Detox Special. ‘In The Bag’ es un evento mensual dirigido por Julia de ‘A Slice of Cherry Pie’ y Scott de ‘Real Epicurean’

Este mes, los ingredientes del evento tienen que ser las zanahorias, el apio y la remolacha. Sin embargo, como la remolacha no ha sido utilizada casi nunca en mi familia, no tengo costumbre de usarla.

Please read here for English version.

Los ingredientes de este caldo son:
– 3 zanahorias
– 1 chirivia
– 1 nabo
– 1 rama de apio
– 2 puerro
– 1 litro de agua
– sal
– aceite de oliva
– zumo de limón (opcional)

Preparación:
Limpiar y trocear las verduras en trozos pequeños.
Poner el agua a hervir con sal y un poco de aceite de oliva.
Cuándo el agua hierva poner las verduras limpias y troceadas y dejamos cocer durante aprox. 30 minutos, o hasta que veamos que la verdura esté blanda.
Podemos servir con unas gotas de zumo de limón.
Y listo.

Coliflor gratinada

Ayer os puse la receta de la bechamel. Y hoy la de una receta donde un ingrediente es esa salsa…

Coliflor gratinada

Ingredientes:
– 1 coliflor mediana
– bechamel
– queso rallado (al gusto)

Preparación:
Cocer la coliflor (al vapor, unos 15 minutos).
Colocar en una fuente apta para el horno. Repartir la bechamel sobre la coliflor y echarle el queso rallado por encima.
Poner a gratinar unos 10 minutos en el horno precalentado a 180º o hasta que veamos que el queso a quedado doradito.