Mona de Pascua

Hoy es lunes de Pascua, y por estas tierras es día festivo. Tradicionalmente, en este día, los padrinos regalaban a sus ahijados una “Mona de Pascua” después de la misa, un postre que simboliza el fin de la Cuaresma y sus abstinencias. Hoy en día , aunque esa tradición de carácter más religioso se ha ido perdiendo un poco, los padrinos siguen regalando la “mona” a los ahijados, y este día se ha quedado con el nombre de “el día de la mona”.

Hace unos días, recibí de parte de la empresa italiana Silikomart, unos moldes de silicona para poder probar sus productos. La “Mona” que os voy a poner a continuación, la he hecho utilizando uno de su moldes. 

Y con esta receta, participo también en el hemc #53 – dulces de Semana Santa en tu zona, propuesto por Mª Luz de Hoy no sé qué cocinar.

hemc 53 - dulces de semana santa

Mona de Pascua

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 yogur de limón (usaremos el vasito del yogur como medidor)
  • 2 medidas de azúcar
  • 3 medidas de harina blanca
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 1 medida de aceite (preferiblemente de oliva)
  • 1 manzana cortada en daditos
  • chocolate de cobertura
  • mantequilla
  • un poquito de leche
  • una figurita o huevo de chocolate
  • lacasitos para decorar

Cómo lo hacemos:

  1. Ponemos el horno a precalentar a unos 180º C.
  2. En un bol, ponemos los tres huevos y los batimos bien.
  3. Añadimos el yogur de limón y mezclamos bien.
  4. Añadimos las dos medidas de azúcar y seguimos batiendo para que vaya tomando consistencia.
  5. Vamos añadiendo poco a poco las tres medidas de harina y el sobre de levadura, removiendo bien para que no se formen grumos.
  6. Añadimos la medida de aceite y removemos bien para que la masa se mezcle con el aceite y la masa sea homogénea.
  7. Por último, añadimos los dados de manzana a la mezcla y removemos bien.
  8. Untamos de mantequilla las paredes del molde que vayamos a utilizar para que la masa no se pegue cuando se esté horneando y echamos la masa en el molde.
  9. Cuando el horno esté ya caliente, ponemos el molde durante unos 30-35 minutos a unos 180-185 ºC
  10. Dependiendo del molde que se utilice, la masa tardará más o menos en cocerse. Para saber si está cocida, la pinchamos con un cuchillo o con un palillo largo y si sale limpio, estará lista.
  11. Dejamos que se enfríe para poder trabajar bien con la masa y el chocolate.
  12. Ponemos el chocolate (unas tres onzas y media) a fundir con un poco de mantequilla y leche, removiendo lentamente para que no se pegue. También lo podemos hacer en el micro, a potencia máxima, durante un minuto aprox.
  13. Ponemos el bizcocho en una rejilla, que habremos puesto encima de un plato, o de papel film o de aluminio. Con ayuda de una lengua de silicona, extendemos la cobertura de chocolate por todo el bizcocho, hasta que esté totalmente cubierto. Dejamos enfriar el chocolate.
  14. Antes que el chocolate coja consistencia y se endurezca completamente, emplatamos el bizcocho en la fuente o plato donde lo vayamos a servir, y acabamos de decorar con unos lacasitos de colores y alguna figurita o huevo de chocolate.

Nota: El molde que yo utilicé, una cocotte, tiene forma de flanera, por lo que la masa al subir lo hizo en forma de magdalena gigante. Para poder trabajar con el bizcocho, rebajé la parte más ancha, para utilizarla como base.

Bavaroise de turrón de Jijona

Esta es la primera vez que voy a participar en el reto mensual de Hecho en Mi Cocina desde hace mucho tiempo, y también la primera vez con este nuevo blog.

Este mes la anfitriona de este reto es Eva de El fogón de Eva y ha propuesto como tema la gelatina.

Y mi aportación es una Bavaroise de Turrón de Jijona, una receta del libro 1080 Recetas de Cocina de la gran Simone Ortega.

  • 1/4 kg de turrón de Jijona,
  • 4 huevos (separadas las claras y las yemas)
  • 4 hojas de gelatina,
  • 2 o 3 cucharadas soperas de ron,
  • un poco de agua,
  • un pellizco de sal.
  1. Cortar las hojas de gelatina en cuadraditos y ponerlas en remojo, siguiendo las instrucciones del fabricante (las que utilicé yo había que ponerlas en agua no muy caliente unos 3 minutos).
  2. En un cuenco de cristal o de porcelana ponemos el turrón cortado en trozos pequeños. Aplastamos mucho con un tenedor, para que quede el turrón muy desmenuzado.
  3. Una vez desecho, le añadimos las cuatro yemas y el ron. Revolvemos hasta que quede hecho una crema.
  4. Vertemos el agua con gelatina muy poco a poco. Mezclamos sin dejar de revolver y una vez bien incorporada, montamos las claras a punto de nieve muy firme (con un pellizco de sal) y las incorporamos a la crema de turrón.
  5. Vertemos en un molde en forma de corona o en moldes individuales, y refrigeramos, por lo menos 4 horas antes de servir. También se puede hacer la víspera.
  6. Una vez desmoldada, la podemos servir con unas tejas, unas lenguas de gato o un poco de turrón desmenuzado.

Aquí os dejo unas fotillos de cómo me quedó que espero que os animen a probarla.

 

 

Cupcakes de yogur de limón con cobertura de fresa

Hace unos días, Julia Parsons publicó un post en su blog A Slice of Cherry Pie sobre hacer unas merendolas llamadas Strawberry Tea. El objetivo de estas reuniones era (y es) recaudar fondos para Breast Cancer Care, una fundación británica de apoyo y ayuda a mujeres afectadas por el cáncer de mama.

Yo no hice ninguna merendola, ni tampoco ninguna reunión… simplemente y tal como comentan en su página web, todos conocemos a personas afectadas por esta enfermedad y por eso, y a pesar de vivir a más de 1.000 km de UK, decidir unirme y participar, llevando estos deliciosos cupcakes al trabajo y desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos.

La receta para hacer los cupcakes es muy sencilla, de hecho es la misma del tradicional bizcocho de yogur de limón, aunque con un truqui para que la masa se quedara planita para poder decorarlos. La que yo utilizo es la que aparece en el libro Las Tentaciones de Eva Arguiñano, nuevos postres caseros.

La cobertura es lo que más me costó, no por su dificultad, si no más bien, porque como era la primera vez que hacía cupcakes, no sabía exactamente como hacerlos. La mayoría de las recetas que encontré navegando por las redes y blogs de medio mundo, eran a base de mantequilla y azúcar glass, así que decidí obviar esta opción, ya que aparte de la consecuente aportación calórica y pesadez, no soy muy fan de la mantequilla… Por fín, cuando ya estaba a punto de tirar la toalla, encontré una receta a base de queso de untar y mermelada. ¿Recordáis los petit-suis de fresa? Pues así de deliciosa quedó la cobertura… ñam, ñam…

Los ingredientes para el bizcocho / magdalenas / cupcakes son (salen unos 12):

  • 1 yogur de limón
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 1 medida de yogur de aceite de oliva (lo más suave posible)
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 3 huevos
  • 1 manzana en dados (tantos como magdalenas o cupcakes vayamos a hacer)
  • ralladura de limón

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 160º.
  2. En un bol ponemos el azúcar y los huevos y batimos bien.
  3. Poco a poco vamos añadiendo los ingredientes, primero el yogur, después el aceite, poco a poco sin dejar de remover.
  4. Añadimos la ralladura de limón, y removemos bien.
  5. Mezclamos el sobre de levadura con la harina y la vamos incorporando poco a poco a la masa, removiendo bien con unas barillas para que no haya grumos.
  6. En un molde, untado con mantequilla, echamos la masa y colocamos
  7. Echamos la masa en los moldes, vigilando de no sobrepasar las 3/4 partes.
  8. Colocamos un dado de manzana en cada uno de los moldes con la masa para evitar que suba la masa más de lo debido.
  9. Ponemos en el horno precalentado durante unos 25-30 minutos, vigilando que no se quemen.

Cobertura de fresa (adaptado de un par de recetas que encontré en internet)

Ingredientes:

  • 250 g de queso de untar tipo Filadelfia.
  • 2 cucharadas soperas de mermelada de fresa
  • 5 gotas de colorante alimentario

Preparación:

  1. En un bol, mezclamos todos los ingredientes.
  2. Ponemos la mezcla en una manga pastelera, y decoramos los cupcakes una vez estén frios.

Espero que os gusten tanto como a mis compañeros 😉

Cannoli

El reto pastelero de este mes proponía un viaje a la bella Italia, con un postre delicioso… eso sí, un tanto pesado, por lo que aconsejo comerlo con moderación…

Los cannoli son un postre típico de Sicilia y se suelen hacer generalmente para Carnaval, aunque se ha hecho tan popular que se puede encontrar en las pastelerías sicilianas en cualquier época del año.

El relleno suele estar hecho con alguna crema hecha con queso ricotta, aunque puede rellenarse prácticamente con cualquier tipo de crema… e incluso hacerlos con rellenos salados.

El reto de este mes lo presenta Lisa Michele de Parsley, Sage, Desserts and Line Drives. En su blog podéis encontrar la receta oficial del reto.

Mis cannolis los rellené con la crema pastelera de Simone Ortega, que podéis encontrar en su libro 1080 Recetas de cocina, aunque deberían cambiarle el nombre ya que justamente la receta de esta crema es la 1081: 

  • 1/2 litro de leche
  • 3 cucharadas soperas de leche fría
  • 3 yemas de huevo
  • 5 cucharadas soperas de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de maizena
  • 1 cucharada sopera rasa de harina fina
  • 1 corteza de limón
  • 1/2 rama de canela
  1. En un cazo se pone a cocer la leche con 3 cucharadas de azúcar, la corteza de limón y la canela.
  2. En un tazón se mezclan las yemas de huevo, el resto del azúcar, la maizena, la harina y la leche fría, todo bien disuelto para que no haga grumos.
  3. Cuando la leche empiece a cocer, se coge un poco y se vierte muy despacio en el tazón, con mucho cuidado para que las yemas no se cuajen y formen grumos.
  4. Cuando esté disuelto, se vierte el contenido del tazón en el cazo de leche y, sin dejar de mover con una cuchara de madera, se deja cocer a fuego lento durante 5 minutos.
  5. Se aparta del fuego y se vierte en una fuente o una ensaladera para dejarla enfriar antes de utilizarla.
  6. Antes de utilizar la crema se retira la corteza de limón
The November 2009 Daring Bakers Challenge was chosen and hosted by Lisa Michele of Parsley, Sage, Desserts and Line Drives. She chose the Italian Pastry, Cannolo (Cannoli is plural), using the cookbooks Lidia’s Italian-American Kitchen by Lidia Matticchio Bastianich and The Sopranos Family Cookbook by Allen Rucker; recipes by Michelle Scicolone, as ingredient/direction guides. She added her own modifications/changes, so the recipe is not 100% verbatim from either book.

Strudel de manzana y canela

Otro mes, otro reto Daring Bakers. Después de un mes de descanso forzoso (me perdí el reto de abril, aunque voy a tratar de hacerlo en las próximas semanas), ya estoy de vuelta al grupo con este delicioso postre.

El reto de este mes, ha sido presentado por Linda de make life sweeter! y Courtney de Coco Cooks. Han escogido un Strudel de manzana, una receta del libro Kaffeehaus: Exquisite Desserts from the Classic Cafés of Vienna, Budapest and Prague de Rick Rodgers.

DSC_1270

Aquí teneis la receta utilizada por Linda y Courtney (mis pequeños cambios está en rojo):

Tiempo de preparación
Total: 2 horas 15 minutos – 3 horas 30 minutos
15-20 minutos para hacer la masa
30-90 minutos para permitir que la masa de descanso / para preparar el relleno
20-30 min a extender y estirar la masa
10 minutos para llenar y rodar la masa
30 minutos para hornear
30 min para enfriar

Strudel de manzana de Kaffeehaus: Exquisite Desserts from the Classic Cafés of Vienna, Budapest and Prague por Rick Rodgers (he reducido a la mitad todos los ingredientes)
2 cucharadas (30 ml) de ron añejo (yo utilicé ron blanco que era el que tenía en casa)
3 cucharadas (45 ml) de pasas
1/4 cucharadita de canela molida
1/3 taza más 1 cucharada (80 g total) de azúcar
1/2 taza (1 barra / 115 g) de mantequilla sin sal, derretida, dividida
1 1/2 tazas (350 ml) de miga de pan fresco
Strudel de masa (ver receta más abajo)
1/2 taza (120 ml, unos 60 g), las nueces picadas gruesas (no usé las nueces – las que yo tenía eran rancias, así que las tuve que tirar, y como lo cociné un sábado por la noche no pude ir a comprar más).
900 g de manzana (mejor las golden), peladas, sin corazón y cortadas en dados

1. Mezclar el ron y pasas en un cuenco. Mezclar la canela y el azúcar en otro tazón.
2. Calentar 3 cucharadas de la mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto. Agregar el pan rallado y cocinar revolviendo hasta que esté tostado (durante unos 3 minutos aprox). Dejar que se enfríe completamente. (Me salté este punto, en su lugar, puse la manzana junto con las pasas, la canela, el azúcar y el ron a cocinar durante unos diez minutos para hacer una compota de manzana)
3. Colocar la rejilla en la parte superior del horno y precalentar 200 ° C. Línea de una gran hoja de hornear con papel para horno. Hacer el strudel de masa como se describe a continuación. Pintar el strudel con aproximadamente 3 cucharadas de la mantequilla derretida restante en la masa utilizando las manos (también se puede utilizar un pincel especial de pastelería, evitar los pinceles de cerdas, ya que podrían rompe la masa.). Espolvorear la masa con mantequilla el pan rallado. Espolvorear también las nueces aproximadamente a 8 cm desde el borde corto de la masa hasta 15cm de ancho. Mezclar las manzanas con las uvas pasas (incluido el ron), la canela y el azúcar. Extender la mezcla de las nueces. (Yo extendí la compota directamente sobre la masa – no utilicé ni el pan ni las nueces :p)
4. Doblar el extremo corto de la masa en el relleno. Levantar la tela por el extremo corto de la masa a fin de que el strudel se enrolle en sí mismo. Cambiar el strudel a la rejilla preparada con el papel de horno. Curvar en forma de herradura para encajar. Doblar los extremos bajo el strudel. Pintar la parte superior con el resto de mantequilla derretida (Yo la parte superior la pinté con el almíbar sobrante de la compota, en lugar de utilizar la mantequilla).
5. Hornear el strudel unos 30 minutos o hasta que se dore. Enfriar durante al menos 30 minutos antes de cortar. Use un cuchillo dentado y servir bien caliente o a temperatura ambiente. Está mejor el día de la preparación.

Masa de Strudel
de Kaffeehaus: Exquisite Desserts from the Classic Cafés of Vienna, Budapest and Prague por Rick Rodgers (los ingredientes los reduje a la mitad)
200 g de harina de trigo
1/8 cucharadita de sal
7 cucharadas (105 ml) de agua, o más si es necesario
2 cucharadas (30 ml) de aceite vegetal, además de para el revestimiento de la masa (mejor que no sea de oliva, para que no quede la masa con sabor fuerte – Yo utilicé de girasol)
1/2 cucharadita de vinagre de sidra

1. Mezclar la harina y la sal en un bol grande (la receta original es con un robot mezclador – pero no tengo así que a mano…) Mezclar el agua, aceite y vinagre en un vaso de medir. Agregar el agua/aceite a la mezcla la harina hasta conseguir una masa suave. Asegurarse de que no queda demasiado seco, añadir un poco más de agua si es necesario.
2. Seguir amasando hasta conseguir una masa elástica. Hacer una bola y ponerla en un plato. Untarla con aceite y cubrirla con papel film .Dejar reposar durante 30-90 minutos (cuanto más tiempo mejor).
3. Trabajaremos en un área de trabajo grande (de unos 90 cm), mesa redonda o una superficie de trabajo de 60 x 100 cm. Cubrimos el área de trabajo con una tela limpia tipo sábana, enharinamos la tela (también podemos utilizar un mantel de plástico tipo hule). Ponemos la bola de masa en el medio y empezamos a enrollarlo tanto como podamos. Cogemos la masa por un borde. De esta manera el peso de la masa y la gravedad ayudarán a estirarla. Usaremos la parte de atrás de las manos para estirar suavemente y tirar de la masa.
4. La masa será demasiado grande para trabajar. Ponerla en la superficie de trabajo. Dejamos el borde más grueso de la masa colgando sobre el borde de la mesa. Estiramos la masa hasta que esté cerca de los 60 cm de ancho y 90 cm de largo. La masa ya estará lista para ser rellenada.

Tengo que decir que ha sido un desafío muy divertido, aunque tuve que repetir dos veces el proceso de estiramiento, porque la masa se me rompía bastante a menudo. No sé si el haber reducido los ingredientes a la mitad tiene algo que ver, pero lo que seguro es que algo hice mal. Y para muestra un botón… un poco de masa que quiso independizarse del resto:

DSC_1271

Estas son las dos únicas fotos que tengo. Estaba tan inmersa en la preparación de todo lo que ha olvidado completamente a tomar fotografías de todo el proceso. Tampoco tengo imágenes de los cortes. El domingo siguiente a hacer el Strudel fui a una comida a casa de mis padres y me acordé del postre, pero no de la cámara.

Gracias Courtney y Linda por este desafío. Lo volveré a repetir pronto.

Pastel de Chocolate Valentino con Helado de Vainilla y Canela

Este es el primer reto en el que participo con el grupo The Daring Bakers. Y la verdad es que no ha sido sencillo 😛 El primer intento no salió muy bien…

Los anfitriones del reto del mes de Febrero 2009 son Wendy de WMPEsblog y Dharm de Dad ~Baker & Chef y han escogido el Pastel de Chocolate Valentino del Chef Wan por parte de Dharm y un helado de vainilla por parte de Wendy.
The February 2009 challenge is hosted by Wendy of WMPE’s blog and Dharm of Dad ~ Baker & Chef. We have chosen a Chocolate Valentino cake by Chef Wan; a Vanilla Ice Cream recipe from Dharm and a Vanilla Ice Cream recipe from Wendy as the challenge.

La receta del Pastel de Chocolate Valentino es:
Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes:
– 454 gr de chocolate partido en trozos gruesos (yo le puse chocolate negro al 70% de cacao)
– 146 gr de mantequilla sin sal
– 5 huevos grandes

Preparación:
Ponemos el chocolate y la mantequilla en un bol resistente al calor en una cacerola con agua hirviendo (el bol tiene que ser del mismo tamaño que la boca de la cacerola). Vigilamos que la parte inferior del bol no toque el agua. Cuando el chocolate y la mantequilla se derritan removemos a menudo. (También podemos poner el bol en el microondas durante 1 1/2 minutos)
Mientras dejamos que la mezcla de mantequilla y chocolate se enfríe, untamos el fondo del molde con mantequilla, y cortamos un trozo de papel especial para horno con la misma forma y tamaño que la base del molde. Lo colocamos y lo untamos también con mantequilla.
Separamos las yemas de las claras y las colocamos en dos boles grandes separados.
Montamos las claras de huevo con las barillas a punto de nieve, hasta que forme picos. Hay que vigilar de no excedernos con al batirlo, ya que el pastel quedará demasiado seco.
Con la misma batidora batir las yemas y las añadimos a la mezcla de chocolate fría.
Incorporamos 1/3 de las claras de huevo batidas en la mezcla de chocolate mezclando suavemente, hasta que no quede nada de blanco en el chocolate. Incorporamos los 2/3 restantes y seguimos mezclando muy suavemente, para no perder la esponjosidad de las claras.
Vertemos la mezcla en el molde preparado, llenando 3/4 del molde y horneamos a 190 ºC. Hornear durante 25 minutos. Si tenemos un termómetro de lectura instantánea la temperatura del pastel debe ser 60 ºC. Si no lo tenemos, la parte superior de la torta será similar a un brownie y si pinchamos con un palillo éste aparecerá humedo.
Dejamos enfriar la torta en una rejilla de 10 minutos y luego desmoldamos.

Para el Helado de Vainilla y Canela utilicé una receta del libro Postres Deliciosos:
(para 8 personas)

Ingredientes:
– 1 vaina de vainilla
– 550 ml de nata espesa
– 550 ml de leche
– 2 trozos de canela en rama
– 6 yemas de huevo
– 100 gr de azúcar

Preparación:
Cortamos la vaina de vainilla por la mitad y la ponemos en una cacerola con la nata, la leche y los trozos de canela. Lo llevamos a ebullición, lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar 1 hora.
Batimos las yemas y el azúcar en un bol hasta que la mezcla se vuelva clara y cremosa. Vertimos la leche ya fría sobre la mezcla de huevo y azúcar y la batimos bien. Ponemos la crema de nueva en la cacerolay dejamos cocer a fuego muy lento hasta que espese, sin dejar de remover con una cuchara de madera. Retiramos del fuego y metemos la cuchara en la crema. Dibujamos una línea en la parte posterior de la cuchara y si la línea no desaparece y la crema no gotea, ya estará lista; de lo contrario lo dejaremos cocer un poco más sin que llegue a hervir.
Extraemos las semillas de la vaina de vainilla y la mezclamos con la crema. La colamos en un bol, retirando la vaina de vainilla y la canela, y la dejamos enfriar.
Si tenemos heladera, seguiremos las instrucciones de la máquina.
Si no tenemos, ponemos la crema en un envase de metal o plástico en el congelador y lo removemos cada 30 minutos para romper los cristales de hielo y obtener una textura cremosa.
Una vez listo, conservar el helado en congelador hasta el momento de servir.

Aquí podéis ver otros blogs que también participan en este reto: The Daring Bakers Blogroll

Compota de manzana con infusión de canela, vainilla y jengibre

Hoy mismo han informado del tema del HEMC nº 30: las manzanas.


Y parece que me han leído el pensamiento, porque desde hace unos días que quería gastar unas manzanas que se empezaban a pasarse… Así que manos a la obra.

Para mi segunda participación en el evento, he preparado una Compota de manzana con infusión de canela, vainilla y jengibre que es la receta que prepara mi madre desde que tengo uso de razón culinaria, con unas pequeñas modificaciones.

Para dos personas necesitamos:
– 4 manzanas (mejor de las golden)
– 2 cucharadas soperas de azúcar
– 1 cucharada de café rasa de canela en polvo
– 1 trozo de jengibre fresco (de unos 3-4 cm)
– esencia de vainilla (yo la utilizo liquida, aunque también podéis poner azúcar vainillado)
– un poco de agua (aprox. 1/2 vaso de vino)

Cómo lo preparamos:
En primer lugar, ponemos en un cazo o cazuela pequeña el agua, la canela, la esencia de vainilla y el jengibre (que habremos pelado y rallado previamente), y lo ponemos a hervir a fuego lento, para que vaya infusionando.

Mientras pelamos y quitamos el corazón a las manzanas, y las cortamos en dados pequeños.

Una vez la infusión haya hervido unos dos o tres minutos para que se mezclen los sabores, añadimos la manzana y el azúcar. Dejamos cocer alrededor de 30 minutos a fuego lento, vigilando que no se quede seco.



Espero que os guste.