Clafoutis de fresas

Hacía mucho tiempo que meditaba el ponerme otra vez con los retos gastronómicos que circulan por internet.

Uno de estos retos (o propuesta, que es como lo llaman ellos) pertenece a uno de los grupos más interesantes, que para mi punto de vista es Whole Kitchen, que no sólo es un grupo de blogueros cocineros (o cocinillas), si no que además tienen su propia edición mensual. Os recomiendo que os déis un paseo por su web.

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de mayo nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa, Clafoutis.

Es uno de los postres más populares de la gastronomía francesa, una tarta que tradicionalmente se elabora horneando en un molde las cerezas bañadas en una masa muy parecida a la de los crêpes.

Esta masa se hace con huevos, harina, leche, mantequilla y azúcar y se cuaja durante la cocción, aunque existen muchas variantes como añadirle almendras a la masa, chocolate, algún que otro aromatizante, etc.

La propuesta del grupo era realizar la tarta tradicional, hecha con cerezas, aunque podíamos adaptarla a nuestros gustos y añadir cualquier otra fruta, hacerla con chocolate o aromatizarla con cualquier otro ingrediente o licor que nos apeteciera. Yo particularmente, opté por hacerla con fresas, ya cuando hice la receta aún no había cerezas de buena calidad, aunque la próxima vez que vuelva a hacerla, lo intentaré con las cerezas, o al menos con otro tipo de fruta menos acuosa que las fresas.

La receta elegida por el grupo es la del famoso pastelero francés Pierre Hermé.

Receta para 6 u 8 personas
Preparación: 15 minutos
Reposo: 30 minutos
Cocción: de 35 a 40 minutos

INGREDIENTES

  • 500 g de cerezas negras fresas
  • 100 g de azúcar en polvo
  • 125 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 3 huevos
  • 30 cl de leche
  • Azúcar glas

PREPARACIÓN

  1. Lavamos las cerezas fresas y les quitamos los rabillos.
  2. Las ponemos en un cuenco y las espolvoreamos con la mitad del azúcar.
  3. Las removemos para repartir el azúcar y las dejamos reposar unos 30 minutos como mínimo.
  4. Ponemos el horno a precalentar a 180º C.
  5. Untamos con mantequilla una tartera o un molde de porcelana resistente al fuego de 24 cm de diámetro o en formato individuales, según queramos presentarlo.
  6. Tamizamos la harina en un cuenco, le añadimos una pizca de sal y el azúcar en polvo restante y reservamos.
  7. Batimos los huevos como para tortilla, los añadimos a la mezcla anterior y mezclamos bien.
  8. Agregamos finalmente la leche y volvemos a mezclar bien.
  9. Colocamos las cerezas fresas en la tartera o molde y vertemos la preparación por encima.
  10. Ponemos a cocer de 35 a 40 minutos.
  11. Dejamos entibiar y espolvoreamos con azúcar glas.
  12. Servimos frío en el mismo molde.

Bon appétit!!

Tartiflette

Regreso al mundo blogueril y como me apetecía cambiar un poco el formato del blog, he decidido que directamente cambiaba de Blogspot a WordPress, aunque el “espíritu” seguramente seguirá siendo el mismo.

Durante estos últimos meses he dejado abandonado mi anterior blog, porque no me sentía con ánimos de cocinar nada “especial” para mi sola, ni tampoco de salir a descubrir los rincones de mi ciudad ni tampoco de descubrir nuevas ciudades. Si queréis ver qué es lo que había hecho hasta ahora podéis visitar los blogs: http://lascosasdeolga.blogspot.com y http://olgasrecipes.blogspot.com He pensado que lo mejor que podía hacer era traer los posts de mis anteriores blogs aquí, por pura comodidad, mejor ¿no?

Una de las fuentes de inspiración de muchas de las recetas que hice anteriormente, fue el juego para la Nintendo DS – ¡Cocina conmigo! ¿Qué preparamos hoy? Y la verdad es que me ha sido super útil, ya que una de las principales características de este juego, no es solo conocer y cocinar recetas internacionales fácilmente, si no que además permite dividir o multiplicar las raciones según el número de comensales.

Y la receta que os presento a continuación es justamente de este juego.

Tartiflette:

Ingredientes (para 1 persona):

  • 100 gr de patatas
  • 1/6 trozo de reblochon (queso francés cremoso – yo lo sustituí por queso rallado especial para gratinar)
  • 1/8 cebolla
  • 1 loncha de beicon
  • 8 gr de mantequilla
  • 25 ml de vino blanco
  • Un pellizco de sal
  • Pimienta molida
  • Mantequilla (para untar el recipiente)

Preparativos:

  1. Pelamos y cortamos la patata en rodajas.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla en láminas.
  3. Cortamos el queso reblochon en lonchas de unos 7 mm / 1 cm de grosor (si vas a utilizar el queso rallado, este paso lo saltamos)
  4. Cortamos el beicon en tiras de 1 cm de ancho.
  5. En agua hirviendo, cocemos las patatas a fuego medio durante unos 5 minutos, sin que lleguen a hacerse del todo. Cuando estén al punto las escurrimos.
  6. Precalentamos el horno a 230 ºC.
  7. Preparamos un recipiente resistente al calor, untandolo con mantequilla hasta hacer una fina capa.
  8. En una sartén y a fuego lento, echamos la mantequilla y la derretimos. Añadimos el beicon, y sofreímos hasta que suelte la grasa.
  9. Incorporamos la cebolla y sofreímos a fuego medio hasta que que esté tierna.
  10. Añadimos las patatas y calentamos todo unos 5 minutos más.
  11. Echamos el vino y llevamos a ebullición. Rehogamos un poco y apagamos el fuego. Salpimentamos y rectificamos al gusto.
  12. Pasamos los ingredientes al recipiente que vamos a utilizar para hornear, vigilando que quede todo bien repartido, y que no sobresalga nada.
  13. Colocamos las láminas de reblochon (o el queso rallado) encima de los ingredientes.
  14. Horneamos a 230 ºC durante unos 10 minutos para que se dore el queso.