Un plato para Peter Pan

Hace un par de meses que me uní al grupo FILM & FOOD, que nació en marzo de este año para fusionar Cine y Gastronomía. Cada mes desde entonces, proponen una película que ha de servir de inspiración a los participantes para sacar lo mejor de cada uno y realizar una receta (o varias) relacionadas con esa película.

Por diversos motivos, hasta este mes no he podido meterme de lleno en participara en su reto. En septiembre la cinta escogida es HOOK, la versión Spielbergniana de Peter Pan, protagonizada entre otros por Robin Williams (Peter Pan), Dustin Hoffman (Hook a.k.a. Capitán Garfio) y Julia Roberts (Campanilla). Y diréis, ¿qué tiene de gastronómica esta película…? pues en realidad nada. Y ahí es dónde está el reto. No se trata de realizar un plato que aparezca en la película, ni tampoco en algo inspirado en ella… En esta ocasión se trata de sacar nuestro Peter Pan particular (o nuestra Wendy…) y buscar en nuestros recuerdos el plato que de pequeños pediamos siempre a mamá o a la abuela y que no nos cansabamos nunca de comer…

Sinceramente, he tenido que comerme un poco la cabeza para decidir cual de todos era mi plato favorito: las migas de mi abuela, las lentejas con chorizo y morcilla de mi madre, la pechuga empanada, las patatas y el huevo frito, el flan de huevo y pan o el bizcocho de yogur (del cual sin duda me he convertido en una experta)…

Sin embargo, después de una ardua batalla en las listas, el claro ganador, el plato favorito de mi niñez son los macarrones a la boloñesa. Recuerdo que siempre que me preguntaba qué es lo que queríamos comer, tanto mi hermana como yo siempre acababamos diciendo: ¡¡¡MACARRONES!!!

Es increíble como un plato tan sencillo como este puede hacer tan feliz a una criatura… No me cansaba nunca de comer macarrones o cualquier otro tipo de pasta. Incluso cuando mi madre hacía arroz siempre me apartaba un poco de caldo de la preparación para hecharme fideos, así que en vez de comer paella, acababa comiendo fideuà.

Lo malo de todo esto es la ingesta excesiva de carbohidratos, si, hombre si, esas cosas que se han puesto tan de moda (negativamente) en los últimos años. Imaginemos que los carbohidratos son Garfio y su secuaces, los malos de la película. Pues ahora está de moda luchar contra los carbohidratos, prácticamente igual que Peter Pan luchaba contra el Capitán Garfio. Sin embargo, ¿qué sería la vida sin un poquito de Garfio y sus piratas, tocándonos las narices de tanto en tanto, obligándonos a convertirnos en Peter Pan, para ponerlos a raya, para que, sin ellos saberlo, sean un poquito más felices?

Receta para 1 persona:

  • 80 gr de macarrones (lisos, rallados, espirales, spaghetti, tallarines, u otra de las miles de variedades de pasta que existen en el mercado actualmente)
  • 1 latita de tomate frito casero
  • 1 hamburguesa de pollo (o ternera, o cerdo, o mixta… o carne picada de lo mismo -unos 100 gr-)
  • aceite
  • sal
  • hierbas aromáticas y especias (comino, orégano, pimienta…)
  • queso rallado (opcional)
  1. Ponemos los macarrones a cocer en abundante agua hirviendo durante unos 7 minutos (o el tiempo recomendado por el fabricante). En ese agua habremos puesto un chorrito de aceite y un pellizco de sal.
  2. Mientras, en una sarten ponemos la hamburguesa a hacer partiendola en trozos minusculos con ayuda de una cuchara de madera.
  3. Importante remover los macarrones de vez en cuando para que no se peguen.
  4. Cuando la carne esté hecha, añadimos el contenido de la latita de tomate frito y removemos bien.
  5. Añadimos hierbas aromáticas al gusto y volvemos a remover para que la salsa recoja el aroma y sabor de las hierbas.
  6. Una vez los macarrones estén al dente (o a nuestro gusto), escurrimos bien, y en la misma olla de cocción, añadimos la salsa boloñesa a los macarrones.
  7. Removemos bien y servimos.
  8. Podemos añadir queso rallado al gusto.

¡¡Qué aproveche!!

6 comentarios en “Un plato para Peter Pan

  1. ingrid dijo:

    Un platazo de macarrones!! te han quedado deliciosos! a mí me encantaban de pequeña, y siguen gustándome mucho!
    Gracias por tu aportación! me llevo la foto para el collage
    Un beso fuerte

  2. Olga dijo:

    Creo que los macarrones no son solo el plato preferido de muchos niños, si no de muchos, muchos adultos… conozco unos cuantos que, en una boda, cambiarían gustosamente un menú de adulto por el menú infantil de macarrones y pollo rebozado😉

  3. losbonvivant dijo:

    Esto nos recuerda un grupo de Hamburgo que se llama Kitchen Guerrilla, es un concepto un poco hardcore, pero divertido y visual (hacen vídeos muy bien producidos de sus andanzas en la cocina y los lugares que visitan para comer). Dejamos el link por si a alguien le interesa: http://blog.kitchenguerilla.com/ Muy recomendable. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s