Archivo de la categoría: Fruta

Mermelada de melocotón – HEMC 35

El reto de este mes (y medio) de HEMC dedicado a las conservas caseras, me ha venido de perlas para aprovechar unos melocotones que se estaban pasando de maduros.

hemc 35 - conservas caseras

No sabía si hacer un chutney o una mermelada, y como la primera opción no sabía muy bien como iba a quedar, me decidí por una tradicional mermelada casera. Para hacer el envasado, seguí la técnica que la Chef Carme Ruscalleda (*** Michelin) indica en su libro Cuinar per ser feliç (Cocinar para ser feliz).

DSC_1544

Qué necesitamos:

  • 1 kg de melocotón maduros (yo utilicé tanto de los rojos como de los amarillos)
  • 300 gr de azúcar
  • 4 clavos de especia
  • 1 cucharadita de café de canela molida
  • 1 cucharadita de café de jengibre rallado

Cómo lo preparamos:

  1. Ponemos en una olla los melocotones (pelados y cortados en dados), junto con el resto de ingredientes.
  2. Cocemos a fuego lento durante unos 35-40 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
  3. Cuando esté listo, dejamos enfriar un poco y lo pasamos por la batidora a muy baja velocidad para que no haga espuma. Si nos gusta una textura más gruesa, podemos machacarlo con un tenedor.
  4. Por último, llenamos los botes (previamente limpios y escaldados) hasta arriba, los tapamos bien y los giramos cabeza abajo para que hagan el vacío.

DSC_1547

Strudel de manzana y canela, Daring Bakers mayo

Otro mes, otro reto Daring Bakers. Después de un mes de descanso forzoso (me perdí el reto de abril, aunque voy a tratar de hacerlo en las próximas semanas), ya estoy de vuelta al grupo con este delicioso postre.

El reto de este mes, ha sido presentado por Linda de make life sweeter! y Courtney de Coco Cooks. Han escogido un Strudel de manzana, una receta del libro Kaffeehaus: Exquisite Desserts from the Classic Cafés of Vienna, Budapest and Prague de Rick Rodgers.

DSC_1270

Aquí teneis la receta utilizada por Linda y Courtney (mis pequeños cambios está en rojo):

Tiempo de preparación
Total: 2 horas 15 minutos – 3 horas 30 minutos
15-20 minutos para hacer la masa
30-90 minutos para permitir que la masa de descanso / para preparar el relleno
20-30 min a extender y estirar la masa
10 minutos para llenar y rodar la masa
30 minutos para hornear
30 min para enfriar

Strudel de manzana de Kaffeehaus: Exquisite Desserts from the Classic Cafés of Vienna, Budapest and Prague por Rick Rodgers (he reducido a la mitad todos los ingredientes)
2 cucharadas (30 ml) de ron añejo (yo utilicé ron blanco que era el que tenía en casa)
3 cucharadas (45 ml) de pasas
1/4 cucharadita de canela molida
1/3 taza más 1 cucharada (80 g total) de azúcar
1/2 taza (1 barra / 115 g) de mantequilla sin sal, derretida, dividida
1 1/2 tazas (350 ml) de miga de pan fresco
Strudel de masa (ver receta más abajo)
1/2 taza (120 ml, unos 60 g), las nueces picadas gruesas (no usé las nueces – las que yo tenía eran rancias, así que las tuve que tirar, y como lo cociné un sábado por la noche no pude ir a comprar más).
900 g de manzana (mejor las golden), peladas, sin corazón y cortadas en dados

1. Mezclar el ron y pasas en un cuenco. Mezclar la canela y el azúcar en otro tazón.
2. Calentar 3 cucharadas de la mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto. Agregar el pan rallado y cocinar revolviendo hasta que esté tostado (durante unos 3 minutos aprox). Dejar que se enfríe completamente. (Me salté este punto, en su lugar, puse la manzana junto con las pasas, la canela, el azúcar y el ron a cocinar durante unos diez minutos para hacer una compota de manzana)
3. Colocar la rejilla en la parte superior del horno y precalentar 200 ° C. Línea de una gran hoja de hornear con papel para horno. Hacer el strudel de masa como se describe a continuación. Pintar el strudel con aproximadamente 3 cucharadas de la mantequilla derretida restante en la masa utilizando las manos (también se puede utilizar un pincel especial de pastelería, evitar los pinceles de cerdas, ya que podrían rompe la masa.). Espolvorear la masa con mantequilla el pan rallado. Espolvorear también las nueces aproximadamente a 8 cm desde el borde corto de la masa hasta 15cm de ancho. Mezclar las manzanas con las uvas pasas (incluido el ron), la canela y el azúcar. Extender la mezcla de las nueces. (Yo extendí la compota directamente sobre la masa – no utilicé ni el pan ni las nueces :p)
4. Doblar el extremo corto de la masa en el relleno. Levantar la tela por el extremo corto de la masa a fin de que el strudel se enrolle en sí mismo. Cambiar el strudel a la rejilla preparada con el papel de horno. Curvar en forma de herradura para encajar. Doblar los extremos bajo el strudel. Pintar la parte superior con el resto de mantequilla derretida (Yo la parte superior la pinté con el almíbar sobrante de la compota, en lugar de utilizar la mantequilla).
5. Hornear el strudel unos 30 minutos o hasta que se dore. Enfriar durante al menos 30 minutos antes de cortar. Use un cuchillo dentado y servir bien caliente o a temperatura ambiente. Está mejor el día de la preparación.

Masa de Strudel
de Kaffeehaus: Exquisite Desserts from the Classic Cafés of Vienna, Budapest and Prague por Rick Rodgers (los ingredientes los reduje a la mitad)
200 g de harina de trigo
1/8 cucharadita de sal
7 cucharadas (105 ml) de agua, o más si es necesario
2 cucharadas (30 ml) de aceite vegetal, además de para el revestimiento de la masa (mejor que no sea de oliva, para que no quede la masa con sabor fuerte – Yo utilicé de girasol)
1/2 cucharadita de vinagre de sidra

1. Mezclar la harina y la sal en un bol grande (la receta original es con un robot mezclador – pero no tengo así que a mano…) Mezclar el agua, aceite y vinagre en un vaso de medir. Agregar el agua/aceite a la mezcla la harina hasta conseguir una masa suave. Asegurarse de que no queda demasiado seco, añadir un poco más de agua si es necesario.
2. Seguir amasando hasta conseguir una masa elástica. Hacer una bola y ponerla en un plato. Untarla con aceite y cubrirla con papel film .Dejar reposar durante 30-90 minutos (cuanto más tiempo mejor).
3. Trabajaremos en un área de trabajo grande (de unos 90 cm), mesa redonda o una superficie de trabajo de 60 x 100 cm. Cubrimos el área de trabajo con una tela limpia tipo sábana, enharinamos la tela (también podemos utilizar un mantel de plástico tipo hule). Ponemos la bola de masa en el medio y empezamos a enrollarlo tanto como podamos. Cogemos la masa por un borde. De esta manera el peso de la masa y la gravedad ayudarán a estirarla. Usaremos la parte de atrás de las manos para estirar suavemente y tirar de la masa.
4. La masa será demasiado grande para trabajar. Ponerla en la superficie de trabajo. Dejamos el borde más grueso de la masa colgando sobre el borde de la mesa. Estiramos la masa hasta que esté cerca de los 60 cm de ancho y 90 cm de largo. La masa ya estará lista para ser rellenada.

Tengo que decir que ha sido un desafío muy divertido, aunque tuve que repetir dos veces el proceso de estiramiento, porque la masa se me rompía bastante a menudo. No sé si el haber reducido los ingredientes a la mitad tiene algo que ver, pero lo que seguro es que algo hice mal. Y para muestra un botón… un poco de masa que quiso independizarse del resto:

DSC_1271

Estas son las dos únicas fotos que tengo. Estaba tan inmersa en la preparación de todo lo que ha olvidado completamente a tomar fotografías de todo el proceso. Tampoco tengo imágenes de los cortes. El domingo siguiente a hacer el Strudel fui a una comida a casa de mis padres y me acordé del postre, pero no de la cámara.

Gracias Courtney y Linda por este desafío. Lo volveré a repetir pronto.

Milhojas de manzana y butifarra negra

Esta es mi segunda al HEMC#30 de este mes, dedicado a las manzanas.

He adaptado una receta que vi en Descobrir Cuines, una revista gastronómica que se publica en Catalunya. En la versión original, el chef Pere Arpa del restaurante El Rebost d’en Pere de Banyoles (Girona) propone unos Raviolis de Manzana y butifarra negra. Yo he simplificado la receta un poquito.

Milhojas de manzana y butifarra negra

Para mi receta he utilizado:
- 2 manzanas
- el mismo peso de la manzana en puré en butifarra negra
- aceite de oliva extra virgen
- sal
- azúcar
- un poco de zumo de limón

Cómo lo hacemos:
Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. Las cortamos en láminas de más o menos 1/2 centimetro.

Las partes que hayan quedado enteras las pondremos en la bandeja del horno con un papel parafinado para hacer las láminas del milhojas. Lo pondremos en el horno precalentado a 180º unos 10-15 minutos, vigilando que no se quemen. Deben quedar flexibles.


El resto de la manzana la cortaremos en dados y la pondremos en un cazo con el zumo de limón y azúcar para hacer el puré. La cantidad de azúcar que pondremos será un 10 % del peso total de manzana para el puré. Lo dejamos cocer otros 15 minutos.


Por otro lado, y mientras la manzana se va haciendo, pondremos la butifarra un minuto en el microondas para que se desaga un poco y la podamos trabajar mejor.

Para montar el plato iremos alternando capas: 1 lámina de manzana como base, un poco de puré de manzana y justo encima del puré, un poquito de butifarra. Colocamos encima otra lámina y repetimos la operación. Acabamos el milhojas con una última lámina, un poco de puré y una puntita de butifarra como decoración.

Decoramos el plato con un poco de aceite de oliva y sal.

Espero que os guste. ¡Buen provecho!

Compota de manzana con infusión de canela, vainilla y jengibre

Hoy mismo han informado del tema del HEMC nº 30: las manzanas.


Y parece que me han leído el pensamiento, porque desde hace unos días que quería gastar unas manzanas que se empezaban a pasarse… Así que manos a la obra.

Para mi segunda participación en el evento, he preparado una Compota de manzana con infusión de canela, vainilla y jengibre que es la receta que prepara mi madre desde que tengo uso de razón culinaria, con unas pequeñas modificaciones.

Para dos personas necesitamos:
- 4 manzanas (mejor de las golden)
- 2 cucharadas soperas de azúcar
- 1 cucharada de café rasa de canela en polvo
- 1 trozo de jengibre fresco (de unos 3-4 cm)
- esencia de vainilla (yo la utilizo liquida, aunque también podéis poner azúcar vainillado)
- un poco de agua (aprox. 1/2 vaso de vino)

Cómo lo preparamos:
En primer lugar, ponemos en un cazo o cazuela pequeña el agua, la canela, la esencia de vainilla y el jengibre (que habremos pelado y rallado previamente), y lo ponemos a hervir a fuego lento, para que vaya infusionando.

Mientras pelamos y quitamos el corazón a las manzanas, y las cortamos en dados pequeños.

Una vez la infusión haya hervido unos dos o tres minutos para que se mezclen los sabores, añadimos la manzana y el azúcar. Dejamos cocer alrededor de 30 minutos a fuego lento, vigilando que no se quede seco.



Espero que os guste.