Archivo de la categoría: Aperitivos

Salpicón de mejillones y mis razones para comprar en La Sirena.

Hace unas semanas conseguí un lote de productos La Sirena a través de una promoción en Bloguzz con motivo de la bajada de precios de 100 productos que La Sirena hizo finales de abril.

Este lote estaba compuesto de una bolsa de rabas, otra de ensaladilla rusa, otra de rodajas de merluza y otra de mejillones cocidos, que es la que he utilizado para la receta que os pongo hoy.

Siempre hemos sido clientes de la Sirena en mi casa. Recuerdo que cuando era pequeña ibamos a una de las primeras tiendas que abrieron (sino la primera) en la entrada de Terrassa (Barcelona). Recuerdo corretear por los pasillos, helada, mientras mis padres llenaban el carro con productos congelados a granel… Entonces tenían un arcón congelador en el garaje de casa y compraban muchos productos congelados a granel ya que, como mi pareja y yo ahora, mis padres trabajaban los dos y no tenían tiempo de poder ir a la compra a diario para conseguir productos frescos.

¿Y porqué seguimos comprando en La Sirena?

  • Porque tiene gran surtido de productos de todo tipo (verduras, pescados, platos preparados, postres…)
  • Porque lo tengo muy cerquita de casa
  • Porque con la bajada de precios nos ayuda en la economía familiar
  • Porque los productos Basic son fantásticos y a muy buen precio (me encantan los helados almendrados: 8 helados x 1,75€!!! un helado por 22 céntimos!!)
  • Porque tienen platos precocinados muy ricos y que van genial cuando tienes un imprevisto.

Y podría seguir, pero vamos con la receta.

Se trata un Salpicón de Mejillones, plato que mi madre hace con frecuencia.

 

Ingredientes:

  • 1 bolsa de 400gr de Mejillón congelado La Sirena
  • 1/2 pimiento verde cortado en dados pequeños
  • 1/2 cebolla cortada en dados pequeños
  • AOVE
  • vinagre
  • sal
  • orégano

P1010616-001

Preparación:

  1. Descongelamos los mejillones la noche de antes en la nevera, en un recipiente con rejilla para que el agua de descongelación quede aparte de los mejillones.
  2. Cortamos el pimiento y la cebolla en dados pequeños y los mezclamos en un bol con los mejillones descongelados.
  3. Aliñamos con el AOVE, el vinagre, la sal y el orégano. Podemos añadir otras hierbas aromáticas al gusto.
  4. Dejamos macerar durante mínimo 1 hora en la nevera.
  5. Servir frío.

Como veis es una receta muy sencillita y que puede variarse, cambiando los mejillones por pulpo, gambitas o palitos de cangrejo, por ejemplo.

Espero que os guste.

Buñuelos de bacalao

Este plato, típico de la Semana Santa, era lo único que nos gustaba a mi hermana y a mi de los potajes de bacalao que mi madre preparaba religiosamente cuando se acercaba la Semana Santa… de hecho, esa costumbre la sigue manteniendo, aunque los que “disfrutan” de ese plato son ahora sólo ella y mi padre. Tengo que probar a hacerlo aunque la verdad no es un plato que me llame mucho la atención.

La forma de hacer estos buñuelos es mucho más ligera que los tradicionales ya que no se hace ninguna masa de rebozado con harina, sino que se fríen directamente.

Qué necesitamos:

  • unos 350-400 gr de bacalao desalado
  • 3 huevos
  • pan rallado
  • ajo
  • perejil
  • sal
  • aceite de oliva abundante para freir

Cómo los hacemos:

  1. Desmigamos el bacalao desalado en un bol grande.
  2. Picamos el ajo y el perejil y los incorporamos al bacalao desalado.
  3. Hechamos los huevos y espolvoreamos una pizca de sal (con cuidado ya que el bacalao puede estar un poco salado aún).
  4. Amasamos los ingredientes con una mano y con la otra vamos añadiendo el pan picado poco a poco, hasta que tengamos una masa fácil de trabajar pero consistente.
  5. Con la ayuda de dos cucharas vamos haciendo los buñuelos como si fueran croquetas.
  6. Los rebozamos un poco en pan rallado.
  7. Los freimos en abundante aceite caliente y cuando tengan un color dorado uniforme los retiramos a un plato con una servilleta de papel para que absorba el aceite sobrante.

Se pueden comer sólos o acompañados con una salsa casera de tomate.

Espero que os guste.

Salmón marinado

Un plato sencillito para volver a coger el ritmo bloguero, salmón marinado.

Este plato lo hace mi madre de vez en cuando, y tomó la idea de alguno de los muchos cocineros televisivos que empezaron a proliferar hace unos años.

Los ingredientes son:

  • Un lomo sin espinas de salmón fresco
  • 200 gr de sal fina
  • 200 gr de azúcar blanca
  • 1 cucharada y media de eneldo

Cómo lo preparamos:

  1. En un bol, mezclamos la sal, el azúcar y el eneldo.
  2. En un recipiente hermético ponemos un poco de la mezcla y colocamos un trozo de salmón en el recipiente con la piel hacia abajo.
  3. Colocamos un poco de la mezcla encima del salmón y colocamos otro trozo del salmón con la piel hacia arriba.
  4. Echamos el resto de la mezcla encima de los salmones y cerramos el recipiente hermético.
  5. Ponemos el recipiente en la nevera durante unas 48 horas.
  6. Pasadas las 48 horas, lavamos bien el salmón y ya podemos disfrutar de este delicioso aperitivo.

Espero que os guste.

 

Ensalada de lentejas con vinagreta de miel y mostaza

El otro día os hablaba de una receta rápida para hacer una Fideuà en un cuarto de hora como mucho.

Hoy os traigo otra receta, muy rapidita y muy rica, aunque desde luego, para quien quiera y pueda, se puede tardar mucho más, solo hay que sustituir las lentejas cocidas de bote por lentejas cocidas en casa (y dependiendo del tipo de lenteja, incluyendo su correspondiente remojo desde la noche anterior).

Las lentejas son mi legumbre favorita, me gustan en ensalada, en caliente, solas, acompañadas, con pieles, peladas… además tienen un montón de propiedades, que puedes encontrar aquí.

Para la ensalada:

  • Aprox. 100gr de lentejas cocidas
  • 1 puñado de nueces peladas
  • 1 cucharada sopera de maíz dulce en grano
  • 1 rodaja de cebolla picada fina
  • 20 gr de queso tierno o semi-curado a nuestra elección (el mio era un tierno sin lactosa)
  • 20 gr de pimiento crudo (yo utilicé del amarillo)
  • 2 o 3 palitos de cangrejo
  • un puñadito de picatostes

Para la vinagreta de miel y mostaza:

  • 1 cucharadita de las de café de mostaza a la antigua
  • 1 cucharadita de las de postre de miel
  • 1 cucharada sopera de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas soperas de AOVE
  • una pizca de sal
  1. Cortamos en dados pequeños el queso, el pimiento y en rodajas el surimi.
  2. En un bol ponemos las nueces troceadas, los picatostes y el queso, el pimiento, y los palitos de cangrejo cortados.
  3. Lavamos las lentejas un poco, y las añadimos a la mezcla anterior, junto con el maíz dulce.
  4. En un vaso (o un biberón) ponemos la sal, la miel, la mostaza, el aceite y el vinagre y mezclamos bien.
  5. Aliñamos la ensalada con la vinagreta y removemos bien para que se impregne completamente.
  6. Servimos en un plato, y a comer.

Buen provecho.

Con retraso… La vuelta al mundo de Septiembre

Con un poco de retraso por culpa del trabajo aquí viene el reto de septiembre de La Vuelta al Mundo, el fantástico grupo de Flickr.com… LA BÚSQUEDA DEL TESORO

De las 16 opciones que se proponían, había que conseguir mínimo 2. Aquí están las mías de Barcelona:

1. un cafe (una cafeteria, coffee shop)

2. una embarcacion:

3. una escalera

4. una escena de amor

5. un puesto de prensa

6. un artista callejero

7. el suelo

8. un animal

9. una escultura

10. el menu de un restaurant o un bar

11. una bicicleta

12. un niño desconocido (no hacer trampita, ojo)

13. un vendedor de la calle (heladero, buhonero, etc)

14. un graffitti

15. un farol

16. una fuente o estanque

Y como regalo, las fotos del viaje a Holanda…
 
1. un cafe (una cafeteria, coffee shop)

2. una embarcacion

3. una escalera

4. una escena de amor

5. un puesto de prensa

6. un artista callejero

7. el suelo

8. un animal

9. una escultura

10. el menu de un restaurant o un bar

11. una bicicleta

12. un niño desconocido (no hacer trampita, ojo)

13. un vendedor de la calle (heladero, buhonero, etc)

14. un graffitti

15. un farol

16. una fuente o estanque

Cambios, cambios, cambios

Estos días están llenos de cambios: cambios de estación, cambios de trabajo, cambios de nombre al blog… sí, sí… el blog ha cambiado de nombre.

El otro día pensando sobre qué escribir en el blog, que pobrecito lo tengo un poco abandonado, caí en la cuenta que el “antiguo” nombre (Las Recetas de Olga) acotaba bastante las posibilidades de crecimiento del blog. Así que me puse manos a la obra y lo rebauticé como Las Cosas de Olga.

El nombre fue fácil decidirlo… cambiamos recetas por cosas y pasamos de tener un blog de recetas a un blog de cosas (recetas incluidas). Lo que ya me ha sido un poco más complicado es escoger la imagen de cabecera… qué pongo, cómo lo hago (la verdad es que por aquí andamos cortos de software fotográfico y de conocimientos de photoshop, coreldraw… y demás programejos, ya os digo yo que hasta ahí llego, del nombre no pasamos…

Así que con las posibilidades que ofrecen los programas gratuitos de edición de imagen (léase Picasa, prima del tito Google, y sobrina del cuñado de Blogger), os dejo con mi fantástico logo nuevo.

Besines.

De