Bizcocho de yogur sin yogur

Aunque me encanta experimentar nuevas recetas y probar nuevos sabores para el tema de los bizcochos siempre he ido a lo seguro: el bizcocho de yogur de toda la vida… Me sale de rechupete y la mayor modificación que he llegado a hacer alguna vez ha sido cambiar el sabor de yogur y ponerlo de coco en lugar de limón y la ralladura de limón por coco rallado…

Sin embargo, últimamente he tenido oportunidad de preparar dos pasteles totalmente diferentes a los que tengo por costumbre hacer. Uno es un Carrot cake (bizcocho de zanahoria) que ya os pondré la receta más adelante. El otro es un bizcocho de yogur, pero ¡¡sin yogur!! La receta del bizcocho es de Elena del blog Chocolate y Pimienta, aunque he hecho un par de pequeñas modificaciones:

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • una medida de yogur de leche (yo le he puesto leche semi)
  • media medida del vaso de yogur de aceite de girasol
  • una medida y media de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Unas gotas de esencia de vainilla.

Preparación:

  1. Separamos las claras y las yemas y montamos las claras a punto de nieve fuerte.
  2. Con el brazo de la batidora mezclamos la leche, el aceite, las yemas de huevo, el azúcar y la esencia de vainilla (Elena en su receta añade también un chorretón de anís pero yo no se lo puse… más que nada porque no tengo tomamos anís en casa)
  3. Una vez que está bien mezclado y queda una crema algo espesa, se añaden las claras montadas.
  4. Mezclamos sin batir, con una lengua de gato, con una cuchara o bien con varillas manuales, siempre de abajo a arriba, con suavidad, intentando evitar que se baje la preparación. (Yo lo hice con la espátula de silicona o lengua de gato y quedó perfecto)
  5. Por último, mezclar la harina junto con la levadura y tamizar. Añadir la harina a la mezcla anterior, también deberá hacerse manualmente, incorporando la harina por tandas, mezclando suavemente hasta que esté todo bien mezclado.
  6. Cubrir el molde donde se vaya a echar la masa con mantequilla y harina y verter la preparación en él. En la superficie se puede echar azúcar. eso al gusto.
  7. Precalentar el horno a 185ºC y bajarlo a 175ºC, meter la bandeja y dejarlo 35-40 minutos aprox.

A partir de aquí las instrucciones son opcionales, dependiendo de si queréis dejar vuestro bizcocho “al natural” o si lo queréis utilizar como base para una tarta. En mi caso, lo utilicé como tarta de trufa y chocolate:

  1. Dejamos enfriar el bizcocho y cuando esté a temperatura ambiente, lo partimos con cuidado por la mitad para ponerle el relleno de trufa (en esta ocasión, utilicé una trufa ya hecha que compré en la pastelería del hipermercado Alcampo (200gr aprox), pero podéis utilizar la vuestra propia mezclando con mucho cuidado y muy despacio nata montada y chocolate desecho). También podéis poner nata montada (pero no la de spray, esa no sirve 😛 ), crema pastelera o incluso utilizar mermelada al gusto.
  2. Para la cobertura utilicé 150 gr de chocolate especial para postres y la decoración fueron unas bolitas de chocolate de colores. Y en los laterales, almendra crocanti (100gr aprox)

IMG_20150405_164241

A simple vista puede parecer un bizcocho complicado de hacer, pero nada más lejos, si que puede ser un poco más largo de preparar, pero el resultado os garantizo que merece la pena.

Espero que os guste. ¡A disfrutarlo!

Ensalada de hojas verdes, trigo y gambas

La receta que os propongo a continuación es el resultado de mi participación en un grupo de Facebook, dónde todas debíamos hacer una ensalada con algún tipo de cereal o pasta, pero dónde lo más importante era hacer un plato sin ningún tipo de carne (que para eso estamos en cuaresma).

Los ingredientes y la preparación que os indico abajo, son la base de la receta y del reto, aunque podíamos hacer mil y una modificaciones según nuestro criterio y nuestros gustos.

Yo excepto un par de puntos, la he seguido casi al pie de la letra.

Ingredientes para 2 personas:

  • 4 tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 2 Cdas agua
  • 1 Cda vinagre o zumo de limón 
  • 2 ramitas perejil fresco
  • 10 gr cebollino
  • 2 Cdas aceite de oliva 
  • 60 gr queso crema para untar 0% MG (San Millán o casero) 
  • 85 gr trigo tierno en crudo 
  • 85 gr colas de gambas, blancas o rojas 
  • 85 gr calamar 
  • 85 gr espinacas baby 
  • Sal, pimienta y especias a gusto

Cómo lo hacemos:

  1. Hervir el trigo en abundante agua con sal unos 10 – 12 minutos. Cuando falte 1 minuto para terminar la cocción, añadir las gambas. Escurrir y refrescar con agua fría.
  2. En una sartén antiadherente con 1 cta aceite oliva saltear el calamar hasta que esté doradito, luego cortar a tiras o a cuadraditos.
  3. Picar el ajo, el perejil y el cebollino.
  4. Pasar a un bol, reservando un poco de cebollino para la decoración, y añadir el queso, el vinagre o el zumo de limón, el aceite restante y el agua.
  5. Salpimentar y remover.
  6. Trocear los tomates.
  7. Mezclar el trigo, las tiras de calamar salteadas y las gambas, con los tomates y las hojas de espinacas baby.
  8. Remover bien, cubrir con la salsa y espolvorear con un poco de cebollino picado.

Y así es como quedó mi participación. Como veréis, solo le puse gambas, y sustituí el cebollino por más perejil, ya que no encontré.

11001928_10205781940971223_4685048175052953880_n

 

Os la recomiendo. Yo ya la he hecho varias veces y cada vez me gusta más.

Y recordad que podéis transformar la receta según vuestros gustos y según vuestra despensa: arroz, cous-cous, pasta, surimi, lechuga… Las posibilidades son infinitas.

¡Que aproveche!

Agua

Otro mes que participo en La Vuelta al Mundo. Esta vez el tema ha sido facilito y, aunque de archivo, he podido añadir algunas fotografías, quizá no de gran nivel profesional, (últimamente no he podido practicar mucho), pero al menos, y a mi parecer, bonitas y personales. Y a vosotros, ¿qué os parecen?

3985913325_e5fe1bac9c_o 6064057340_f02754a34f_o6063254415_daced56026_o6064019598_73cc5ef9c5_o6064165730_04f4612a7f_oPor cierto, me despido hasta pasado el verano. Vienen algunos cambios importantes 🙂

La Vuelta al Mundo – LVAM (marzo y abril)

Hace bastante que no entro por aquí, y es simplemente porque ahora mismo estoy dentro de una pequeña burbuja.

Bueno quién realmente está en esa burbuja es Héctor, el culpable de mi “absentismo blogueril”, al que presento “oficiosamente” hasta que haga su gran aparición en julio:

IMG085La eco es de principios de marzo, cuando estaba de 22 semanas. Hoy, dos de mayo, estoy embarazada de 30 semanas y 3 días, según los controles médicos, así que esperamos su llegada alrededor de la primera o segunda semana de julio.

Entonces, el título ¿a qué viene? os preguntaréis. Pues bien, los que me seguís desde hace algún tiempo, sabéis que de tanto en tanto participo en un grupo en Flickr que se llama La Vuelta al Mundo. Pues bien, el tema de marzo, en el que participé, pero no publiqué el post en su día, trataba sobre los niños, y el único niño que tenía a mano y “dispuesto a colaborar” era Héctor. Me fue muy complicado participar en el tema de marzo, ya que conozco mucha gente que está en contra de publicar las fotos de sus hijos en Internet  cosa que hasta hace un tiempo yo misma no entendía, pero que ahora cada día entiendo más. ¿Será que el espíritu de la maternidad se está acomodando en mi mente?

El tema de abril, el Verde. Rebusqué en mi archivo y encontré esta fantástica foto que hice hace un par de veranos, en las vacaciones que hicimos a Tenerife. Pensaba que el tema iba a ser un poco más fácil que el anterior, así que no me preocupé demasiado los primeros días en salir a cazar cosas verdes. Mala idea.

8617248114_5fb918840a_z

¿Qué pasó? Pues que entre los estudios, las visitas médicas, clases de pre-parto  y un poco de pereza por mi parte, además de casi quince días de lluvia semipermanente, lo que parecía que iba a ser una participación con montones de fotos en verde, finalmente se ha quedado en sólo una.

¿Seré capaz de publicar a tiempo el tema de mayo?

Las horas mágicas

Hace tiempo que no participaba en ningún reto o tema de los grupos gastronómicos o fotográficos en los que solía participar antes.

Así que hoy, día de publicación global, os traigo mi aportación al tema de febrero de La Vuelta al Mundo, un grupo que empezó en Flickr hace casi 5 años: Las horas mágicas.

Empanadillas de atún al horno

Hace tiempo que no publicaba nada, simplemente por falta de ideas e inspiración. Además han pasado algunas cosillas que me han dejado sin muchas ganas de dedicarme a cocinar, fotografiar o escribir.

La que os pongo hoy es una receta que tenía pendiente de publicar desde hace más de un año, así que os podéis hacer una idea de lo que os decía antes.

Espero que a partir de ahora, como mínimo, pueda publicar un post a la semana, aunque no prometo nada 😛

Empanadillas de atún al horno:6337978421_304f64f628_b

Ingredientes:

  • 1 paquete de obleas para empanadillas (*) de 16 uds.
  • 2 lata de atún pequeñas
  • 2 huevos duros picado
  • 1/2 cebolla picada
  • 1/2 pimiento rojo asado picado
  • 10 olivas negras cortadas picadas (opcional)
  • Salsa de tomate frito casera.
  • sal (opcional)
  • orégano.
  • 1 huevo crudo batido

Preparación:

  1. Ponemos la cebolla a sofreír hasta que esté transparente. Una vez hecha, reservamos a parte.
  2. En un bol ponemos el atún desmigado, el pimiento rojo picado, la cebolla sofrita, el huevo duro picado, las olivas y un poco de orégano. La salsa de tomate se la vamos añadiendo poco a poco para que la masa no quede demasiado líquida. Mezclamos bien los ingredientes y, si es necesario, rectificamos de sal. 6337968041_a7a31dc8a4_b
  3. Ponemos el horno a pre-calentar a 180 ºC aprox.
  4. Cogemos una oblea y le ponemos una cucharada de la mezcla anterior en una mitad, vigilando de no llenar mucho la oblea para poder cerrarla bien. 6337969913_8774b8a8f6_b
  5. Pintamos un poco el borde de la oblea con el huevo batido. Cerramos la oblea, sellando con la ayuda de un tenedor. 6337997337_f501434fb0_b
  6. La colocamos en la bandeja del horno. Repetimos con el resto de obleas. 6337965823_c04c8388a7_b
  7. Pintamos todas las obleas con el huevo batido, y las metemos en el horno hasta que hayan cogido un bonito color dorado. 6337974221_f174b4269e_b

La cantidad que os indico es para dos personas como plato único, o bien para cuatro si se hace como segundo.

(*) Si queréis probar a hacer vosotros mismos la masa para las empanadillas, en esta receta  encontraréis cómo hacerla: Empanadillas al vapor (dumplings)

Espero que os gusten.

Hasta pronto.

BCNandCake

Este fin de semana llega por fin la primera edición de la Feria BCNandCake, la primera feria dedicada a la repostería creativa que se realiza en Barcelona.

Se hará los próximos días 24 y 25 de noviembre, desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde.

Además de haber un montón de expositores que presentarán todas las novedades del mercado reposteril (fondants, colorantes alimentarios, moldes, y un laaargo etcetera…), también habrá cursos de respostería y actividades gratuitas como demostraciones y presentaciones de libros.

Yo no me la voy a perder, ¿y tú?

Apoyando a los Webosfritos

El de hoy es un post con indignación, por el morro que alguna gente le hecha para “tomar cosas prestadas” sin pedir permiso, sin citar las fuentes…

Esto viene al caso del manifiesto que Susana y Jesús de Webosfritos.es publicaron ayer, 10 de septiembre, en contra del robo de fotos.No es la primera vez que les sucede (ya el año pasado tuvieron el mismo problema con su roscón de reyes) y tristemente no creo que tampoco sea la última vez que les suceda. Esto, al parecer, se ha convertido en práctica habitual de algunas empresas, especialmente, pero también de algunas personas que se hacen llamar “blogueros” pero que lo único que hacen es un copy&paste del trabajo de otros.

Os dejo el enlace aquí para que visitéis su fantástica web, y podáis ver a la vez, si aún no lo conocéis su magnífico trabajo.

http://webosfritos.es/2012/09/manifiesto-contra-los-que-roban-fotos/

Actualización, apenas 1 hora después de la publicación del post: el manifiesto de los Webosfritos me había dejado no sólo indignada, sino además intrigada por saber si alguna de las fotos que he publicado en este blog han sido utilizadas en algún momento y lugar por alguien de la blogesfera y/o otros medios…

Y no sin algo de sorpresa he descubierto que sí, y aquí tenéis la prueba:

Esta es la imagen de un post que publiqué a principios del mes de abril con una receta de Salmón Marinado:

Y aquí la web dónde el 27 de julio, es decir, casi cuatro meses después de mi publicación, roban, reducen y retocan la foto:

Si antes estaba indignada con lo sucedido, ahora os podéis imaginar, estoy requeteindignada, ya que como a ellos, me han robado mi obra gráfica sin ningún permiso, sin ni siquiera mencionar de dónde viene.

Espero que esta sea la única. A ver qué me encuentro en el camino.

Saludos.

Salpicón de mejillones y mis razones para comprar en La Sirena.

Hace unas semanas conseguí un lote de productos La Sirena a través de una promoción en Bloguzz con motivo de la bajada de precios de 100 productos que La Sirena hizo finales de abril.

Este lote estaba compuesto de una bolsa de rabas, otra de ensaladilla rusa, otra de rodajas de merluza y otra de mejillones cocidos, que es la que he utilizado para la receta que os pongo hoy.

Siempre hemos sido clientes de la Sirena en mi casa. Recuerdo que cuando era pequeña ibamos a una de las primeras tiendas que abrieron (sino la primera) en la entrada de Terrassa (Barcelona). Recuerdo corretear por los pasillos, helada, mientras mis padres llenaban el carro con productos congelados a granel… Entonces tenían un arcón congelador en el garaje de casa y compraban muchos productos congelados a granel ya que, como mi pareja y yo ahora, mis padres trabajaban los dos y no tenían tiempo de poder ir a la compra a diario para conseguir productos frescos.

¿Y porqué seguimos comprando en La Sirena?

  • Porque tiene gran surtido de productos de todo tipo (verduras, pescados, platos preparados, postres…)
  • Porque lo tengo muy cerquita de casa
  • Porque con la bajada de precios nos ayuda en la economía familiar
  • Porque los productos Basic son fantásticos y a muy buen precio (me encantan los helados almendrados: 8 helados x 1,75€!!! un helado por 22 céntimos!!)
  • Porque tienen platos precocinados muy ricos y que van genial cuando tienes un imprevisto.

Y podría seguir, pero vamos con la receta.

Se trata un Salpicón de Mejillones, plato que mi madre hace con frecuencia.

 

Ingredientes:

  • 1 bolsa de 400gr de Mejillón congelado La Sirena
  • 1/2 pimiento verde cortado en dados pequeños
  • 1/2 cebolla cortada en dados pequeños
  • AOVE
  • vinagre
  • sal
  • orégano

P1010616-001

Preparación:

  1. Descongelamos los mejillones la noche de antes en la nevera, en un recipiente con rejilla para que el agua de descongelación quede aparte de los mejillones.
  2. Cortamos el pimiento y la cebolla en dados pequeños y los mezclamos en un bol con los mejillones descongelados.
  3. Aliñamos con el AOVE, el vinagre, la sal y el orégano. Podemos añadir otras hierbas aromáticas al gusto.
  4. Dejamos macerar durante mínimo 1 hora en la nevera.
  5. Servir frío.

Como veis es una receta muy sencillita y que puede variarse, cambiando los mejillones por pulpo, gambitas o palitos de cangrejo, por ejemplo.

Espero que os guste.

Flan de Pan

Aunque no somos de comer mucho pan, últimamente se nos habían acumulado algunos restos de pan duro y tenía en mente desde hace mucho hacer una receta de flan de huevo con pan que mi madre hacía frecuentemente cuando era pequeña.

Investigando la receta en internet he descubierto además que esta receta es un postre típico murciano, el Pan de Calatrava.

Mi versión añade manzana rallada y un poco de ron a la versión original, y es bastante menos dulce.

Qué puse:

  • 6 huevos
  • 1/2 litro de leche sin lactosa
  • pan duro (yo utilicé media baguette cortada en dados)
  • un chorro generoso de ron blanco (opcional)
  • 1 manzana golden rallada
  • 100 gr de azúcar
  • caramelo líquido para el molde

Cómo se hace:

  1. En un bol mezclamos la leche y el ron y ponemos el pan a remojo.
  2. En otro bol batimos los huevos con el azúcar.
  3. Añadimos esta mezcla a la leche y removemos bien para que se mezcle todo.
  4. Rallamos la manzana pelada previamente y la añadimos a la mezcla, removiendo un poco para que se reparta bien.
  5. En un molde grande resistente al calor ponemos un poco de caramelo líquido en la base y echamos la mezcla.
  6. Ponemos el molde al baño maría y dejamos cocer hasta que cuaje.

Es un proceso lento, pero el resultado bien merece la espera.

Que lo disfrutéis.